miércoles, 17 de abril de 2019

Artistas urbanos de Medellín, con pensión vitalicia

Por primera vez en Colombia es posible darles un reconocimiento económico a los ciudadanos quienes han entregado sus vidas al arte y la cultura a través de actos callejeros, pero con toda la pasión y convicción por su arte.
Solo cuatro ciudades en Colombia (Cali, Villavicencio, Valledupar y Medellín) han presentado adelantos para cumplir con lo estipulado en el artículo 38 de la ley 397 de 1997, Ley General de Cultura, reglamentada por la ley 666 de 2001, la cual en su artículo primero autoriza a las asambleas departamentales y concejos distritales y municipales a crear un impuesto territorial denominado Estampilla Procultura.
De esas cuatro ciudades, Medellín es la primera en hacer posible uno de los cuatro rumbos de la mencionada ley, el que habla sobre destinar un 10 % para seguridad social del creador y del gestor cultural, gracias a la pensión vitalicia que empezarán a recibir 18 mujeres y 63 hombres quienes han dedicado sus vidas a crear cultura y ofrecer arte.
"Nos enorgullece y alegra demasiado brindarles a nuestros artistas urbanos este beneficio económico como retribución por todo lo que le han aportado a la ciudad durante sus vidas.  Este hecho es histórico y se logró de acuerdo a una convocatoria pública en la que participaron diferentes artistas de la ciudad", dijo Federico Gutiérrez Zuluaga, alcalde de Medellín.
Artistas urbanos de Medellín
La gesta de ser un artista callejero se merecía más allá de un honorable reconocimiento, un beneficio económico como muestra del aprecio por su labor cultural.
En total son $2.397 mil millones de pesos los que se entregarán a 81 artistas que han hecho de la música, el teatro, el circo, las artes plásticas, las artesanías y la poesía su pasión y su sustento de vida, la cual se ve premiada gracias a la voluntad y compromiso de la Alcaldía de Medellín, junto a la Mesa de Cultura y el sector cultural.
Uno de los homenajeados es José Dagoberto Chavarro, más conocido en el mundo circense como "El Payaso Pica Pica", quien catalogó esta distinción como un logro muy grande, como un beneficio muy importante que jamás se había imaginado y que lo tiene tan sonriente como un actor de circo.
"Algo bellísimo, un hecho poético"
"He sido trapecista, payaso, músico, actor, equilibrista y mago, de todo un poquito, pero lo que más me gusta es ser payaso, pues el encanto de éste radica en que es uno de los personajes más difíciles pero es el más reconocido por el público. El payaso es el filósofo de la pasión, la ternura, el humor y la alegría", anotó Chavarro quien contó que viene  de una dinastía circense y aseguró que desde que nació prácticamente empezó en el mundo del espectáculo, en el que ha crecido hasta tener su propia carpa.
Otro de los agasajados es Carlos José Ossa, escritor y poeta quien catalogó éste cumplido como algo bellísimo. "Es extraño porque siempre ha habido como una dicotomía entre el artista y el poder, pero hay momentos en que se tienen que encontrar, y al fin y al cabo la poesía intenta lo imposible y el poder puede ayudar mucho en eso", apuntó Ossa.
Un logro de ciudad para un símbolo de las urbes: los artistas callejeros, otros beneficiados del presupuesto de la Secretaría de Cultura Ciudadana, $154 mil millones que al lado de los recursos de la nación, alrededor de $350.000 mil millones, han servido para honrar a esa Medellín Ciudad de Artistas, estrategia de la Alcaldía de Medellín para hacer del arte y la cultura, un aspecto clave de transformación social.
Por: Sebastián Vallejo Ramírez

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Área Metropolitana