sábado, 13 de febrero de 2016

Fotomultas de velocidad subieron rango a 80 kilómetros en dos vías de Cali

Las cámaras de fotomultas de velocidad ubicadas en la autopista suroriental y la avenida Cañasgordas subieron el rango de velocidad hasta 80 kilómetros por hora para mejorar la movilidad en estas vías rápidas de la ciudad. Solo se sancionará quienes excedan este rango.

El alcalde de Cali,  Maurice Armitage, aseguró que con la nueva medida se necesita mucho de la colaboración de los conductores, “estamos haciendo un llamado al autocontrol de los ciudadanos, que se acabe el concepto de la multa que la gente hay que sancionarla permanentemente, que la comunidad entienda que por el lado amable todo puede funcionar y si antes estaba hasta 60 kilómetros, pues hoy están programadas en 80 kilómetros, que su rango tolerancia sea hasta 70 kilómetros”.

El coronel Nelson Rincón explicó que inicialmente se tomaron estas vías porque corresponden a dos grandes ejes viales donde recae gran parte de la movilidad de la ciudad, “son las vías que se permite implementar este rango de tolerancia, lo más importante es el comportamiento ciudadano, que los conductores no se olviden del respeto a las normas de tránsito”.

La nueva medida fue acompañada con una campaña ciudadana, los  conductores que transitaban  por la autopista suroriental con carrera 44  fueron sorprendidos por un grupo de personas con carteles con mensajes como,    “transforma los malos hábitos para asegurarnos todos”, “regalas vida cuando fomentas seguridad”, “regalas amor cuando regalas oportunidades de vida”.

El secretario de tránsito Nelson Rincón informó que se analizará subir el rango de velocidad en otras vías como la autopista Simón Bolívar, mientras tanto las otras que hay en la ciudad siguen calibradas en 60 kilómetros.

Alcalde de Medellín acompañó agenda presidencial

“Señor Alcalde, cuente conmigo, cuente con el Gobierno Nacional. Si a nosotros nos va bien a todos nos va bien”. Con estas palabras, el presidente de la República, Juan Manuel Santos Calderón, quien atendió una agenda oficial en Medellín, expresó su apoyo desde el gobierno central a la gestión del alcalde Federico Gutiérrez Zuluaga.

En la agenda presidencial, la primera con el actual gobierno local y que se inició en la Universidad Pontificia Bolivariana, los jóvenes de Ser Pilo Paga narraron su experiencia como beneficiaros de esta estrategia.

Durante el evento de Ser Pilo Paga, el Ministerio de Educación les dio la bienvenida a 2.319 estudiantes quienes se beneficiarán con la segunda edición del mismo. En Medellín, el Cefa y el Inem José Félix de Restrepo ocuparon el segundo y tercer lugar  en el listado a nivel nacional con mayor cantidad de estudiantes beneficiados del programa. Un total de 109 jóvenes de estas dos instituciones obtuvieron una beca universitaria a través de este programa, por sus altos puntajes en las pruebas Saber Grado Once-Ser Pilo Paga.

El programa se une al propósito de la administración del Alcalde de Medellín de aumentar los estándares de calidad en la educación. Actualmente, Medellín tiene el mayor número de estudiantes “pilos” del país.

47 mil personas de La Guajira beneficiadas por el MinAgricultura con agua y seguridad alimentaria

En el marco de la alianza por el agua y la vida en la Guajira, el Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Aurelio Iragorri Valencia, llegó al municipio de Albania para evaluar la construcción de pozos de agua y los proyectos de seguridad alimentaria que la cartera agropecuaria ha puesto en marcha y con los cuales ha beneficiado a 47.379 personas de la región en el último año.

El Ministro recorrió tres unidades productivas de indígenas Wayùúu y campesinos; compartiendo con la comunidad Copoyamana, de Orolé y Kariyusem.

A través de ocho estrategias, el MinAgricultura ha priorizado la atención de las necesidades de la población para acceder al agua, especialmente con la construcción de 85 pozos y 70 molinos que están integrados con el desarrollo de proyectos productivos que les han permitido a los agricultores recuperar sus siembras.

Estos proyectos hacen parte del componente de “Seguridad alimentaria” para resolver la escasez en tres componentes: agua para la gente, sus animales y las siembras que traerán desarrollo a los grupos indígenas. “Incluyen un componente comercial, ya que si tienen una base importante de corderos, a los ocho meses, la comunidad puede empezar a recibir ingresos que les permiten seguir creciendo y seguir sembrando nuevas hectáreas a partir de la primera con la que empiezan”, expresó el Ministro Iragorri.