Quédate en casa, evita salir

jueves, 19 de diciembre de 2019

Sin contratiempos, EPM realizó maniobra de cierre de la segunda compuerta de la Galería Auxiliar de Desviación, GAD, en el proyecto hidroeléctrico Ituango

Este cierre asegura el pretaponamiento de la GAD y permite las condiciones para su taponamiento definitivo



Con las dos compuertas debidamente cerradas se disminuyen los riesgos para las comunidades aguas abajo de las obras

La Empresa continúa avanzando en la reducción de los riesgos para las poblaciones aguas abajo del proyecto hidroeléctrico

EPM realizó con éxito la maniobra final del cierre de la segunda compuerta de la Galería Auxiliar de Desviación, GAD, luego de más de nueve meses de preparación y de haber cerrado la primera compuerta el pasado 29 de mayo.



Con sus dos compuertas debidamente cerradas, el pretaponamiento de la GAD disminuye los riesgos para las comunidades aguas abajo de las obras y significa la continuación del proceso de recuperación del proyecto hidroeléctrico Ituango, toda vez que permite el ingreso del personal, la maquinaria y los demás recursos necesarios, desde aguas abajo a través de la descarga No. 4, para construir durante el primer semestre de 2020 el tapón definitivo de concreto que tendrá unas dimensiones de 22 metros de largo y 14 m de altura por 14 m de ancho. Este es un avance muy valioso para la protección de las personas del Bajo Cauca antioqueño, pues con ello se impide un destaponamiento súbito del túnel y se evita una creciente del caudal del río Cauca aguas abajo.

El procedimiento, iniciado a las 10:08 a.m., duró cerca de 28 minutos y se realizó desde el túnel de descarga intermedia, sitio donde también se ejecutan los trabajos de taponamiento del túnel derecho. Como se recordará, la GAD fue el túnel que servía de desviación del río Cauca y que colapsó el 28 de abril de 2018, originando la contingencia.



Durante la preparación de esta maniobra que requirió de la más alta ingeniería, se destaca el trabajo con equipo especializado y grúas que permitieron el acople de la compuerta al servomotor. Fue así como se garantizó su descenso y asentamiento final.

Se destaca el trabajo de un grupo de buzos de la Armada Nacional, quienes se encargaron de adelantar las tareas subacuáticas, consistentes en el dragado y la remoción de sedimentos, rocas y material metálico para facilitar el asentamiento de la compuerta, la cual tiene un peso de 300 toneladas.



Continúa la recuperación del proyecto

De igual manera, EPM avanza en el pretaponamiento del túnel derecho de desviación, que también se encuentra derrumbado en un área de cerca de 400 metros. Estos trabajos se adelantan mediante la instalación de una serie de micropilotes y unas esferas que garantizarán la conducción por medio de un “bypass”, un caudal cercano a los 10 metros cúbicos por segundo (m3/s) que circulan actualmente por este túnel y, de esta manera, poder ingresar personal y maquinaria desde aguas abajo para realizar el trabajo del tapón definitivo de concreto, que tendrá igualmente una longitud de 22 metros. Se espera que estas labores en el túnel de desviación derecho terminen al final del primer semestre del año.

Una vez taponados técnicamente la GAD y el túnel derecho de desviación, a mediados de 2020, se reducirá cualquier riesgo de destaponamiento y se procederá a solicitar a la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo de Desastres, UNGRD, el cambio de la alerta naranja que opera actualmente para el corregimiento de Puerto Valdivia.

EPM, consciente de su responsabilidad con las comunidades, trabaja en la recuperación del proyecto Ituango bajo las siguientes prioridades: la protección de la vida de las personas que habitan los municipios aguas abajo del proyecto Ituango y de los trabajadores en la obra; el cuidado del ambiente y el avance en el cronograma de los distintos hitos técnicos necesarios para la recuperación del proyecto. Así, a finales de 2021, Ituango generará la energía que el país necesita y contribuirá de esta forma al progreso de los colombianos y el crecimiento de su competitividad y productividad.

El Área Metropolitana del Valle de Aburrá presentó el libro ‘Encicla, un sueño, dos ruedas y mucho corazón’ en el marco de sus 8 años de operación



El Sistema de Bicicletas Públicas EnCicla celebró sus 8 años de operación, este martes 17 de diciembre, con inmensa gratitud hacia quienes con ideas, esfuerzo y compromiso han aportado a la evolución de este sistema clave para la movilidad activa en el Valle de Aburrá, para la disminución de las emisiones de CO2 y material particulado y para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos metropolitanos.

“Celebramos 8 años de EnCicla, uno de los programas más bellos del Área Metropolitana, con cifras que demuestran su evolución y madurez, con un nuevo tablero de datos digital e interactivo que hace parte de Territorios Integrados Inteligentes y con un libro lleno de gratitud, que muestra la historia y al construcción del sistema”, afirmó el Director del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Eugenio Prieto Soto. 

En el libro “Encicla, un sueño, dos ruedas y mucho corazón” este programa del Área Metropolitana del Valle de Aburrá logró materializar una construcción colectiva de la historia y de los  acontecimientos más importantes en los 8 años de operación del Sistema de Bicicletas Públicas.

En sus 9 capítulos se pueden evidenciar los protagonistas que han hecho posible este programa, tanto personas como instituciones; así como su nacimiento, evolución y todo el esfuerzo institucional que ha puesto el Área Metropolitana del Valle de Aburrá para su funcionamiento en servicio de los ciudadanos y la calidad del aire del territorio.

“Este libro es un esfuerzo para que nuestros usuarios de hoy vea lo que hay detrás de esas bicicletas azules que ven rodando. Hay una gran estructura y una gran cantidad de procesos; cerca de 160 personas trabajan día a día porque el sistema sea posible. Lo más importante es que vean cómo esta ciudad es capaz de hacer los sueños posibles, cómo la voluntad y la capacidad institucional como la del Área Metropolitana del Valle de Aburrá hizo posible que el sueño de tres personas pudiera transformar la ciudad”, señaló Viviana Tobón, subdirectora de Movilidad del Área Metropolitana.

Además, esta publicación servirá como insumo de consulta para conocer a fondo los procesos que hacen parte de la operación de EnCicla y hace un reconocimiento a todos aquellos que han tenido que ver con el sistema, tanto colaboradores como usuarios.

Nuevo tablero de datos
Al libro impreso se suma en este cumpleaños la posibilidad de revisar las estadísticas asociadas a la operación del programa EnCicla mediante un tablero digital e interactivo de visualización, donde es posible identificar información histórica del sistema relacionada con sus préstamos, usuarios, estaciones y bicicletas.

Esta potente plataforma, que hace parte de la estrategia Territorios Integrados Inteligentes,  permite revisar los datos, desde resúmenes e indicadores sencillos, hasta la posibilidad de relacionar las características de los préstamos (estaciones donde se presta y donde se devuelve, hora del día, tipo de estación) con las características de los usuarios (edad, estrato, sexo, residencia). Esto, cumpliendo con la normatividad relacionada a la protección de datos personales.
Esta plataforma de datos se convierte en una importante herramienta para la planificación y operación del sistema EnCicla y, a su vez, en un instrumento de consulta académica y técnica con acceso a todos los ciudadanos.

Cifras
El sistema de bicicletas públicas EnCicla integra actualmente el territorio a través de la movilidad activa. Cuenta con 81 estaciones en total, que integran Medellín con los municipios del sur Envigado y Sabaneta. Su proceso de expansión impactará el Valle de Aburrá con 130 estaciones y 2.000 nuevas bicicletas.
En los últimos 4 años, el Área Metropolitana del Valle de Aburrá ha tenido como apuesta la movilidad sostenible, alcanzando los 12 millones de préstamos en EnCicla, 17 mil préstamos diarios en promedio y 95 mil usuarios inscritos.
Además, en esta administración se optimizaron los recursos públicos, pasando de un costo por viaje de $4.300 en 2015 a $1.400 en 2019, incluso con más estaciones, ampliando los horarios de servicio en semana, incluyendo los sábados en la operación y capacitando constantemente a sus colaboradores.

EPM amplió la Planta San Fernando para seguir cuidando el río Aburrá-Medellín

Este hito se suma a los logros del Plan de Saneamiento y Manejo de Vertimientos, con los cuales se evita que más de 140 toneladas de materia orgánica lleguen diariamente al río Aburrá-Medellín

Más del 84% de las aguas residuales generadas por nuestros usuarios son tratadas y devueltas al río en condiciones óptimas de saneamiento

Entre 2005 y 2019, EPM ha invertido más de $3 billones, aprobados en su plan de inversión para el saneamiento del río Aburrá-Medellín



La Planta San Fernando, que trata las aguas residuales provenientes de los hogares e industrias de los municipios del sur del Valle de Aburrá: Envigado, Itagüí, La Estrella, Sabaneta y Caldas, se renueva casi 20 años después de su entrada en operación, con el propósito de seguir cuidando el río Aburrá-Medellín.

La ampliación consistió en la adición de una nueva línea de tratamiento secundario o biológico, la mejora del sistema de tratamiento secundario existente y la construcción de un nuevo digestor anaerobio para estabilizar y mejorar la calidad del lodo que se produce. Todo con sus respectivos equipamientos de operación y control.

En San Fernando se hace el tratamiento preliminar y primario de las aguas servidas, con el que se remueven las basuras, arenas y lodos. A su vez, en el tratamiento secundario se elimina el resto de carga, a través de unas bacterias que son capaz de alimentarse de los componentes contaminantes del agua para desarrollar otros químicos más simples y que no son nocivos para los seres vivos. En la Planta también se reduce la cantidad de sólidos suspendidos en el agua mediante sedimentación, logrando una depuración y clarificación del agua.



Por el bienestar de todos

Tener un río Aburrá-Medellín saneado aporta a la calidad de vida de los antioqueños y al desarrollo del Valle de Aburrá. En la ampliación de la Planta San Fernando se aumentó y modernizó la capacidad del tratamiento secundario. Hoy se tratan en este proceso 900 l/s adicionales para alcanzar el total del tratamiento secundario de las aguas residuales que tiene capacidad de ingresar a la planta (1800 l/s). Así se mejoró la calidad de los vertimientos de acuerdo con los límites de calidad establecidos en la normatividad ambiental.

Mayor tecnología para limpiar las aguas residuales

Con este proyecto se actualizaron todos los sistemas, ya que los equipos instalados corresponden a la tecnología de avanzada en tratamiento de aguas residuales.

Hoy en la Planta San Fernando es posible obtener energía a través de la generación de biogás y los tratamientos que se realizan. Otro de los logros fue la entrada en operación de una nueva línea de tratamiento de lodos.

Es importante destacar que el agua clarificada es vertida al río Aburrá-Medellín cumpliendo con los requerimientos de la normatividad ambiental y con un mínimo impacto ecológico.

El proyecto de ampliación de la Planta San Fernando, que inició obras en enero de 2018, tuvo una inversión de $125.000 millones e incluyó estudios, diseños y ejecución de obras civiles y electromecánicas. La empresa contratista fue TICSA, filial del Grupo EPM y en su desarrollo se generaron 922 empleos.

EPM contribuye a la armonía de la vida para un mundo mejor. En este propósito reconoce al río Aburrá-Medellín como un eje articulador para el desarrollo de los 10 municipios que están en su zona de influencia. Con el Área Metropolitana del Valle de Aburrá aporta a este gran sueño de ver en mejores condiciones el principal afluente de la región con la ejecución del Plan de Saneamiento y Manejo de Vertimientos (PSMV).

Con los logros del PSMV se evita que más de 140 toneladas de materia orgánica lleguen diariamente al río Aburrá-Medellín y se suma a la recuperación de cerca de 80 quebradas. Más del 84% de las aguas residuales generadas por la comunidad que habita y labora en el área metropolitana son tratadas y devueltas al río Aburrá-Medellín en condiciones óptimas de saneamiento.

Concierto de Navidad en el Aeropuerto José María Córdova

Será a partir de las 5 de la tarde de este jueves 19 de diciembre.


Comfenalco Antioquia, ejemplo mundial de Turismo Social

Comfenalco Antioquia es un referente de turismo social en el mundo por aplicar las mejores prácticas de un turismo solidario y accesible.



La Caja ha logrado llegar a zonas apartadas del departamento y ofrecer oportunidades de recreación a las familias en parques recreativos, ecológicos, alojamiento y servicios de camping.

Esto se logra gracias a la participación que ha tenido la Caja desde el 2016 con la OITS a través de conferencias y actividades en las que se han evidenciado la gestión social que trabaja Comfenalco con respecto al turismo. 

La Secretaría para las Américas de la Organización Internacional de Turismo Social (OITS), con sede en Montreal (Canadá), entregó en Colombia Travel Expo un reconocimiento a la Caja, por la contribución a la difusión de buenas prácticas de turismo social en el mundo.

Gracias a ello, el concepto que da vida y sentido a las Cajas de compensación en Colombia es ya un referente ante el mundo y el ejemplo de Comfenalco, forma parte del reporte OITS de buenas prácticas sobre turismo social a nivel global, realizado en 2017 y que incluye 20 ejemplos de buenas prácticas de turismo social provenientes de 17 países entre los que se encuentran Brasil, Canadá, Francia, Rusia, Suiza, México y Portugal.

Conoce el reporte de la OITS con los 20 ejemplos de turismo social a nivel mundial aquí 

Turismo social en Comfenalco Antioquia

Con una inversión de $750 millones de pesos, la estrategia de Turismo Social se desarrolló hasta finales de octubre del 2019 a nivel empresarial. En este sentido, logramos llegar a 400 empresas afiliadas a la Caja en todo el Departamento.

Buscando brindar momentos de felicidad a nuestros afiliados categorías A y B, esta estrategia se convirtió en una oportunidad para que muchas familias disfruten y compartan momentos llenos de felicidad y sin costo alguno, en nuestros Parques y Hoteles Comfenalco.

Desde la década de los 90, mucho antes de la Política de Turismo Social, emitida por el Gobierno Nacional en el 2009, Comfenalco ya implementaba buenas prácticas. En los últimos 10 años, la Caja le ha dado acceso a turismo social a más de 22 millones de personas.

Gracias al turismo social, se le ha brindado la oportunidad a nuestros afiliados de bajos recursos económicos (que ganan menos de cuatro salarios mínimos), de veredas periféricas, personas con discapacidad y adultos mayores, otorgando un subsidio del 100% para disfrutar, muchos de ellos por primera vez, un fin de semana en uno de nuestros hoteles o de vivir en familia un día de sol en alguno de los parques de la Caja. En Antioquia el turismo social, realmente significa, turismo de todos.

El premio lo recibió Jorge Leon Jaramillo, Gerente Administrativo y Financiero de Comfenalco Antioquia



En la foto de izquierda a derecha :Sergio Rodriguez presidente para las Américas de la organización internacional de turismo social oits, Jorge León Jaramillo Molina, gerente financiero de Comfenalco Antioquia, Gonzalo Gil presidente de cotelco Antioquia

Comfenalco Antioquia certificará a 249 venezolanos en diferentes cursos de educación



Este jueves 19 de diciembre de 9:00 a.m. a 12:00 m. en el Salón Imperial del Hotel Nutibara (Cl. 52A # 50-46), doscientos cuarenta y nueve (249) venezolanos pertenecientes al proyecto “Apoyo a la diversificación de oportunidades y generación de medios de vida en Antioquia” realizado en convenio con la Agencia de la ONU para los Refugiados ACNUR.

La certificación, será otorgada por el Instituto de Educación Consuelo Montoya Gil de Comfenalco Antioquia, lugar en el que los venezolanos se formaron durante 110 horas en habilidades para el éxito (40 hrs.), emprendimiento (30 hrs.), y un curso específico (40 hrs.) el cual los estudiantes definían de acuerdo a sus habilidades en: repostería, cocina internacional, hotelería, curso en alturas, barbería, corte y cepillado y maquillaje y peinados.

Adicional, las personas que realizaron los cursos de gastronomía reciben también su certificación en manipulación de alimentos y los de belleza en bioseguridad.

Estos estudiantes se certificarán gracias al acompañamiento que Comfenalco Antioquia les ha brindado a través de su programa de educación para el trabajo y desarrollo humano en compañía de ACNUR, entidad que ha confiado en la Caja para desarrollar las habilidades de la población desplazada y refugiados venezolanos.

En la filosofía de Comfenalco está enmarcada la inclusión y la construcción de una sociedad más equitativa e incluyente, por esto, dentro de sus procesos de educación la edad, la etnia, la nacionalidad o la raza no son barreras, hecho por el cual se certificarán de igual manera personas mayores de 50 años, personas con discapacidad y comunidad LGBTI.

Comfenalco Antioquia cree en la educación como pilar fundamental para resolver conflictos, mejorar la calidad de vida de más personas y brindar más y mejores oportunidades laborales.