domingo, 23 de octubre de 2016

Tradiciones, luz y color, en los Alumbrados Navideños de los 14 municipios ganadores del concurso “Encendamos la Alegría” de EPM

Sus historias, costumbres, personajes, riqueza natural y atractivos turísticos fueron la fuente de inspiración para diseñar los Alumbrados Navideños de los 14 municipios ganadores de la cuarta edición del concurso “Encendamos la Alegría”, con el que EPM contribuye a promover el turismo, dinamizar la economía y generar nuevas oportunidades de empleo en las regiones antioqueñas.
En la cuarta edición del concurso los municipios ganadores son: Cáceres, Carolina del Príncipe, Copacabana, Fredonia, Frontino, Gómez Plata, Guarne, Montebello, Santo Domingo, Pueblo Rico, Puerto Nare, Tarso, Titiribí y Valparaíso. En cada uno de ellos, la comunidad fue la protagonista, porque a través de un trabajo colaborativo y participativo con sus autoridades locales elaboraron las propuestas con las que participaron.
El Gerente General de EPM, Jorge Londoño De la Cuesta, destacó el compromiso de la gente y el entusiasmo con el que cocrearon sus Alumbrados. “Estamos muy contentos de llevar de nuevo nuestros Alumbrados Navideños a las regiones antioqueñas, porque son un símbolo de valores, unión familiar, encuentro con los seres queridos, y una manera de mantener vivas las tradiciones decembrinas”, dijo el directivo.
Con los conceptos entregados por los 14 municipios ganadores, los diseñadores, arquitectos e ingenieros de EPM afinaron las ideas. Ya con los planos trazados, los artesanos del Alumbrado de EPM, integrados en su gran mayoría por madres cabeza de familia, entraron en acción. Fabricar las figuras en hierro, soldarlas para darles forma, tejerlas con cintas de vivos colores y montar las luces son tareas que se adelantan con entusiasmo y compromiso, con la
gratificación de saber que los Alumbrados Navideños pondrán a vibrar a miles de personas que en diciembre visitarán los municipios ganadores.

Alumbrado Navideño de EPM cumple 49 años de engalanar a Medellín

El Alumbrado Navideño de EPM es un importante dinamizador de la economía, que incentiva el turismo, genera oportunidades de empleo y promueve los valores familiares
Madres cabeza de familia tejen a mano las figuras monumentales que cada año dan vida a la decoración de Medellín
Desde 2013, con el concurso “Encendamos la Alegría”, el Alumbrado Navideño de EPM llegó con su colorido a las regiones antioqueñas

Hace 49 años comenzó la fantasía de luz y color que cada año convierte a Medellín en uno de los destinos turísticos preferidos para visitar en diciembre. Son casi cinco décadas en las que EPM ha concebido, diseñado, elaborado y montado el Alumbrado Navideño de la ciudad.
EPM asumió la fabricación del Alumbrado Navideño en 1967 y, desde entonces, cada año logra sorprender a propios y visitantes con una decoración monumental que transforma a Medellín en una urbe multicolor, que promueve los valores en la sociedad e invita a vivirlas tradiciones con los seres queridos.
En sus inicios, la iluminación navideña se ubicaba en las principales vías del centro, comoLa Playa y Junín, y en parques como Bolívar y Berrío. Con el paso de los años el colorido se extendió a otros puntos de la capital antioqueña y sus cinco corregimientos: Altavista, San Antonio de Prado, San Cristóbal, Santa Elena y San Sebastián de Palmitas. Además de los parques de los barrios más representativos de la ciudad.

Evolución
De las cadenas de guirnaldas de bombillas amarillas, azules, verdes, rojas y blancas que engalanaban a Medellín en los años 60, el Alumbrado Navideño de EPM ha evolucionado con la instalación de grandes y coloridas figuras tejidas a mano por artesanos, en su gran mayoría madres cabeza de familia.
La tecnología también se ha transformado. Con el propósito de hacer un uso racional de la energía, hoy se emplean bombillas led, que tienen un bajo consumo y, en algunas zonas, se hacen pilotos de paneles solares.
Elementos sensoriales con estructuras que tienen movimiento, espacios que desafían los sentidos con olores y sonidos que recuerdan la época decembrina, proyecciones en 3D, iluminaciones arquitectónicas, fuentes robóticas, postes luminosos en acrílico y performance son otras de las experiencias que se han incorporado en los últimos años, gracias a la investigación y la exploración permanente que hace EPM para poder sorprender a los visitantes.
Otro de los elementos importantes en los cambios que ha tenido el Alumbrado Navideño es la interacción. Desde 2014, la ciudadanía participa con sus ideas en el concepto y diseño. A través de convocatorias en las plataformas digitales de EPM, la gente puede enviar sus propuestas sobre la decoración, las cuales son retomadas por los diseñadores de la organización y, con base en ellas, cocrean el proyecto.

Municipios ganadores del concurso "Encendamos la alegría"

Desde 2013, el Alumbrado Navideño amplió sus fronteras para poderse apreciar en las regiones antioqueñas. Con el concurso “Encendamos la Alegría” la empresa reconoce el trabajo en equipo de la comunidad para plasmar su Navidad soñada. Cada año la compañía premia a 14 municipios, entre los que participan en la convocatoria, con un juego de piezas para el Alumbrado Navideño de su parque principal y algunas calles, que incluye el montaje, el mantenimiento, el retiro, el transporte y la energía utilizada. El eje conceptual de cada iluminación es cocreada por los habitantes de
cada localidad.
De esta manera, EPM promueve e incentiva el turismo, además de Medellín, en otras zonas del departamento. Son municipios que encuentra en estas fechas una excelente oportunidad para dinamizar la economía y crear nuevos empleos, por el alto flujo de visitantes, quienes tienen una motivación adicional para admirar la belleza de las regiones antioqueñas, en una ruta de la luz que se recorre en familia.


Alumbrado Navideño 2016 en cifras



Alumbrado Navideño de Medellín, un espacio para la construcción de valores

La costumbre de darle un nombre al Alumbrado Navideño de Medellín comenzó en 1997, desde cuando la decoración se basa en un concepto, que busca invitar a los visitantes a vivir una experiencia de luz y color que contribuya a la construcción de valores.

Desde ese año hasta hoy, el Alumbrado Navideño tiene entre sus propósitos la promoción de valores en la sociedad, conservar las tradiciones y promover el encuentro familiar.

El proceso para nombrar el Alumbrado Navideño parte del eje conceptual y de las ideas que comparte la comunidad. Con estos insumos, los diseñadores y arquitectos del Alumbrado hacen sus propuestas en las que consideran elementos como: la evocación de la historia que se narra, los personajes que se recrean, la sonoridad, y la fácil recordación.

A continuación un recorrido por esos nombres que ya hacen parte de la historia: