domingo, 15 de diciembre de 2019

Una ciudad con las cuentas claras

Durante 2016-2019, los entes de control gubernamentales y las calificadoras de riesgo internacionales destacaron la gestión financiera y fiscal de la capital antioqueña.



En el marco de la presentación de los resultados de su labor al frente de Medellín, el alcalde Federico Gutiérrez Zuluaga hizo un balance de la eficiente y transparente gestión financiera y fiscal de la Administración Municipal durante el último cuatrienio.
“Un reto inmenso cuando se es alcalde de Medellín es que no solo se deben tomar decisiones día a día en relación con educación, seguridad, salud e inversión social, sino respecto al segundo conglomerado  público más grande del país después de Ecopetrol, con unos activos cercanos a los $80 billones. Nos llena de orgullo entregar una ciudad con las finanzas sanas y bien manejadas”, explicó el mandatario.
Durante todo el periodo 2016-2019, Medellín sostuvo un dictamen positivo por parte de la Contraloría General de la ciudad. Dicho órgano de control calificó los estados financieros del Municipio como limpios y sin salvedad y la gestión presupuestal y financiera como favorable.
Así mismo, en 2018, en la auditoría de la Contraloría Al Fondo Medellín Ciudad para la Vida, la capital antioqueña obtuvo una calificación del 98 sobre 100 por la eficiencia y eficiencia en el manejo financiero.
De igual manera, el Departamento Nacional de Planeación, certificó durante estos años que el desempeño fiscal del Municipio es solvente y que la ciudad ocupa el segundo puesto entre las grandes capitales del país en este apartado.
El alcalde también resaltó las buenas calificaciones otorgadas por las calificadoras de riesgo internacionales. En noviembre 2019, Fitch Ratings destacó las fortalezas del Municipio en la gestión financiera, así como sus niveles de deuda sostenibles y la modernización de la hacienda pública. Mientras que a junio de este año, Moody’s resaltó las sólidas prácticas de administración y gobierno, diversificación económica y la fuerte posición de liquidez.
Gracias a la confianza ciudadana fomentada a través de estrategias para el mejoramiento de la experiencia del contribuyente, la implementación de mecanismos innovadores de cobranza y el eficiente manejo de los recursos públicos, el Municipio logró durante este cuatrienio un recaudó de 4.7 billones de pesos superior al presupuestado y aprobado en el Plan de Desarrollo.
Durante el cuatrienio, la Administración tuvo unos ingresos totales de 21.7 billones de pesos, de los cuales el 84 % fueron destinados a inversión social.
“Ese indicador es relevante, porque precisa que de cada $100 que se recaudan por impuestos, $84 son destinados para inversión en los barrios de la ciudad, y $14 son para funcionamiento y obligaciones”.
Le contamos a la ciudad todo lo que hicimos en estos 4 años.
Cabe destacar que El Plan de Desarrollo Municipal (PDM)  2016-2019 alcanzó un 95 % de ejecución, a partir de la suma de los resultados obtenidos en siete dimensiones, divididas para abarcar por tema los proyectos programados para el cuatrienio.
Para la obtención de estos significativos resultados han sido cruciales las crecientes transferencias de EPM al Municipio de Medellín, las cuales han sido fruto de las excelentes utilidades de esta empresa cien por ciento pública en los últimos años.
Estos recursos que son destinados para inversión social, se proyectan que crecerán aún más en el cuatrienio siguiente con la entrada en operación, en 2021, del proyecto hidroeléctrico Ituango. 
Durante el reciente cuatrienio, el Municipio recibió $4.3 billones de transferencias de Empresas Públicas de Medellín. Se estima que con el funcionamiento de Hidroituango, estas superen los $7 billones entre el 2020-2023.
Por Juan Sebastián Mora Eusse.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario