lunes, 4 de mayo de 2020

En Medellín, más de 4.770 personas tienen alojamiento digno durante la contingencia

 
.: Centros colectivos transitorios, albergues y alojamientos temporales hacen parte de la estrategia Techo.
.: Allí reciben atención psicosocial, alimentación y protocolos de autocuidado para prevenir el coronavirus.
.: Con distintas ONG, se adelantan acciones para prevenir el desalojo de población vulnerable.
Una de las prioridades de la Alcaldía de Medellín es garantizar el alojamiento digno durante la contingencia. Esto se logra con la estrategia Techo, que presta atención diferencial por medio de centros colectivos transitorios, albergues, viviendas compartidas y dormitorios sociales.
Los beneficiarios son trabajadores informales, muchos de ellos con situaciones reportadas a través del 123 Social. Debido a la contingencia, se quedaron sin recursos económicos para pagar una habitación o fueron desalojados.
La Administración Municipal tiene dos centros colectivos transitorios: el coliseo Carlos Mauro Hoyos, donde hay 291 ciudadanos, y el de Florencia, que tiene un enfoque familiar y atiende a 136 personas.
A lo anterior se suma el albergue de víctimas, que atiende a 100 personas; el de habitantes de calle, con capacidad para 203; y el de emergencia social, que acoge a 89 ciudadanos.
También está el Centro Día, dirigido a los habitantes de calle; reciben asistencia 190 y 400 duermen allí diariamente. 77 integrantes de esta población se benefician, además, con el dormitorio social y 200 se encuentran en proceso de resocialización.
Así mismo, se cuenta con una vivienda compartida que alberga a 60 indígenas de diferentes comunidades de la ciudad.
Estos lugares cumplen con los estándares de seguridad nacional e internacional para resguardar grupos vulnerables y los protocolos de prevención para evitar el contagio por coronavirus. Allí se satisfacen necesidades básicas y reciben acompañamiento psicosocial.

 En Medellín, más de 4.700 personas tienen alojamiento digno durante la contingencia

La estrategia Techo, liderada por la Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos, también destina recursos para pagar alojamientos temporales más privados a las familias que se encuentran en los centros colectivos transitorios y los albergues.
Este proceso cuenta con acompañamiento de los profesionales de la Unidad de Familia y la Unidad de Niñez, quienes, articulados con el Instituto Social de Vivienda y Hábitat de Medellín (Isvimed), revisaron recientemente las condiciones de las habitaciones y la disponibilidad de las mismas.
Las 44 familias, equivalentes a unas 200 personas, que ya fueron trasladadas a estos lugares recibieron también paquetes alimentarios.
Algunas ONG internacionales, entre ellas la Comisión Internacional de Rescate y Mercy Corps, apoyan diferentes iniciativas institucionales para evitar expulsión de los inquilinatos por la incapacidad de pago. La Administración Municipal ha asumido el monto del alojamiento y la alimentación, lo que ha impedido el desalojo de 971 familias (unas 1.880 personas).
En todos los casos, se mantiene el servicio de alojamiento a quienes recibían atención integral, antes de la contingencia. Esto incluye a 1.604 adultos mayores de la red de hogares y los dormitorios sociales. Adicional a la estrategia Techo, 335 niños, niñas y adolescentes son atendidos en centros de protección para el restablecimiento de sus derechos.
Debido a que estas comunidades no pueden salir ni recibir visitas, se han habilitado mecanismos telefónicos y virtuales para que mantengan comunicación con sus familias.
 Por Verónica Ospina Galeano.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario