lunes, 6 de julio de 2020

La Alcaldía de Medellín comenzó acompañamiento a retorno de 1.900 víctimas de desplazamiento

.: Este año se han acompañado 20 retornos voluntarios y se espera llegar a 500 en diciembre.
.: Transporte, asesoría jurídica y psicosocial, mejoramiento de vivienda y apoyo a proyectos productivos forman parte de la oferta.
.: En los procesos se toman todas las medidas de bioseguridad para evitar contagios de coronavirus.


Con 20 jornadas realizadas en los últimos 15 días, la Alcaldía de Medellín comenzó a trabajar en la meta de acompañar, este año, 500 retornos voluntarios de personas que llegaron a la ciudad desplazadas por causa de la violencia y que hoy tienen el deseo de regresar a sus municipios.
Para el cuatrienio, la Administración Municipal busca apoyar a 1.900 hogares en esta decisión, para lo cual el Equipo de Atención y Reparación a Víctimas, de la Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos, les brindará transporte para ellos y sus enseres hasta el lugar de destino, así como ayuda psicosocial y jurídica.
Esta oferta se agrega a las acciones de mejoramiento de vivienda si lo requieren, apoyo económico y técnico para proyectos productivos, orientación para acceder a educación, salud y otras oportunidades institucionales. En el caso de poblaciones étnicas, el trabajo es diferencial, por medio estrategias que promuevan el respeto de su visión de comunidad y prácticas culturales.
Alrededor de 130 personas han manifestado oficialmente que quieren retornar. Durante los primeros meses de este año, el proceso fue afectado por la contingencia del coronavirus, pero cumpliendo las medidas de bioseguridad, se trabaja para lograr más retornos, los cuales deben ser voluntarios, así como garantizar que el lugar a donde llegará la familia tenga condiciones de seguridad certificada por las autoridades y la posibilidad de acceder a condiciones dignas de vida.
“Cuando las víctimas de desplazamiento residentes en Medellín nos manifiestan su deseo de retornar a sus municipios, emprendemos una ruta para acompañarlas con el fin de que puedan tener calidad de vida y sacar adelante un proyecto productivo que les permita obtener recursos económicos”, señaló la secretaria de Inclusión, Familia y Derechos Humanos, Mónica Alejandra Gómez.
Entre los beneficiarios de este año está Yolanda Velásquez, quien retornó al casco urbano de San Carlos, en el Oriente antioqueño. Aunque sus hijos, nietos y bisnieta se quedaron en Medellín, Yolanda tomó esta decisión hace unos siete meses, cuando fue de vacaciones y se reencontró con sus amigas de juventud.
“Me dio mucha alegría ver a la gente que había salido en el tiempo en que yo me desplacé, con los que estudié y seguimos siendo casi de la misma familia”, expresó en medio del recorrido de casi cuatro horas hacia el pueblo del que fue desplazada 19 años atrás, en medio de una confrontación armada que prácticamente desocupó el pueblo.
Un subsidio del Gobierno Nacional le permitirá hacerse a una vivienda y, con el aporte de la Alcaldía de Medellín, abrir un negocio que le facilite vivir en mejores condiciones.
En los municipios hay temor de la población por la posibilidad de que los retornados lleven el virus con ellos. Por eso, se han realizado reuniones con las juntas de acción comunal en las localidades receptoras y un encuentro virtual con funcionarios de 19 de ellas para hablar sobre el protocolo de bioseguridad aplicado en estos casos y garantizar que no haya focos de contagios.
La Alcaldía de Medellín acompaña a las administraciones de los municipios expulsores para que hagan contención del desplazamiento, de manera que las personas no salgan de sus territorios hacia la ciudad por causa de la violencia.
El retorno plantea la posibilidad de regresar al mismo lugar de donde la población tuvo que salir como víctima del conflicto armado y, cuando las condiciones no son propicias para volver, está la alternativa de reubicación en un lugar diferente.
Las víctimas de desplazamiento que deseen retornar a sus municipios pueden inscribirse en los Centros de Atención a Víctimas de Belencito (teléfono 385 55 55, extensiones 4188 y 4189), Caunces de Oriente (269 80 52, extensión 0) y Juanes de la Paz (385 55 55, extensión 4192).
Por Alejandra Gómez.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario