viernes, 17 de julio de 2020

Alcaldía de Medellín presenta las implicaciones de la alerta naranja en la ciudad

.: La declaración activa varios mecanismos y grupos de apoyo en la atención de la pandemia por parte de las autoridades sanitarias municipales y departamentales.
.: Actualmente la cifra de ocupación de UCI, por parte de pacientes con coronavirus, es de 183.
.: El Plan Mil ha aumentado en un 125,6 % la capacidad de UCI en la red hospitalaria, al pasar de 332 a 749 camas.
.: || Audio || Palabras de la secretaria de Salud, Andree Uribe Montoya



El aumento de casos de coronavirus y pacientes ingresados durante las últimas semanas ha llevado a las autoridades locales y regionales a declarar alerta naranja por la ocupación de camas de Unidades de Cuidado Intensivo (UCI) para acelerar el fortalecimiento de la red hospitalaria, descongestionar los servicios de salud y priorizar la atención de los ciudadanos afectados por el virus.

La declaración de alerta naranja permite que todos los esfuerzos y los recursos del sistema de salud sean enfocados a responder a las necesidades del estado de la contingencia, regulando la capacidad de respuesta hospitalaria y la gestión para disponibilidad de camas UCI, UCE y hospitalización general, para atención de pacientes.

La secretaria de Salud, Andree Uribe Montoya, explicó el rol que entran a desempeñar el Centro Regulador Urgencias y Emergencias (CRUE) departamental y municipal. “Se activa la fase tres del protocolo del Plan Nacional de Emergencias, emitido por el Ministerio de Salud y Protección Social en la que el CRUE del departamento asume el control de la regulación de los pacientes para cuidados especiales y cuidados intensivos. Por su parte, el CRUE municipal continuará haciendo su regulación para pacientes con patologías diferentes al coronavirus”, señaló.

Así mismo, en el desarrollo de esta fase, las autoridades podrán disponer y activar áreas y personal de refuerzo requerido según la situación, equipos de respuesta interna de los hospitales, fortalecimiento de la consulta virtual y domiciliaria para la atención de pacientes con coronavirus, la expansión de la capacidad máxima en IPS hospitalarias y la ampliación de su horario para atención prioritaria.

Sumado a lo anterior, se comienza a trabajar en la habilitación de edificaciones de uso diferente al de salud, siempre y cuando cumplan con las condiciones mínimas de servicios públicos, accesibilidad y la solución masiva de camas de hospitalización, como es el caso de albergues y hoteles.

El Comité Hospitalario de Emergencias hará seguimiento de la situación mientras las autoridades coordinan e implementan las acciones de ampliación requeridas, enmarcadas en el Plan Mil, que ha permitido aumentar las UCI de la ciudad en  un 125,6 %, con un total de 749, reprogramar los procedimientos de baja complejidad y dar de alta a algunos pacientes para priorizar personas infectadas.

La ciudadanía juega un papel fundamental en este nuevo Estado de Cuidado Total de la pandemia, ya que la protección de quienes tienen mayor riesgo es vital. Se mantienen como acciones claves: evitar el contacto estrecho, evaluar la pertinencia de salir o no a las calles, el teletrabajo, el uso de tapabocas en todo momento del día y el lavado frecuente de manos.

Como parte del reforzamiento de las medidas, la Secretaría de Salud invita a los ciudadanos a asumir el reto de usar el tapabocas, incluso en el hogar. De esta manera se espera una mayor protección de la población sensible.

Por Jefatura de prensa

No hay comentarios.:

Publicar un comentario