martes, 25 de agosto de 2020

Tras avistamiento de oso andino, se fortalece sensibilización

  • El equipo de fauna silvestre del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Corantioquia y el operador Precoodes, la administración municipal de Andes y guardabosques visitaron la zona donde se registró el avistamiento.
  • ​Invitaron a sus habitantes a cuidar el oso andino y proteger su hábitat natural.
  • El oso de anteojos se conoce también como oso andino y oso frontino, su nombre científico es Tremarctos ornatus el cual hace referencia a las marcas de pelo claro que frecuentemente aparecen en su rostro, como si fueran adornos.
  • No es un animal peligroso. Su alimento preferido son frutos y bromelias, y ocasionalmente se alimenta de animales pequeños o animales sin vida que encuentra en su camino.

Luego de registrar el avistamiento de un oso andino que tuvo lugar en días pasados en las inmediaciones del corregimiento Santa Rita del municipio de Andes, el equipo de fauna silvestre del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Corantioquia y el operador Precoodes, la administración municipal de Andes y guardabosques recorrieron la zona rural del corregimiento, invitando a la comunidad del sector a cuidar el oso de anteojos y proteger su hábitat natural. En total se visitaron 20 viviendas ubicadas en esta zona, donde abundan anécdotas relacionadas con el avistamiento de este animal silvestre.
Entre los dinamizadores de la actividad participaron funcionarios de la Oficina Territorial Citará de Corantioquia y la Secretaría de Desarrollo Económico y Social del municipio de Andes, acompañados por los guardabosques que continuamente monitorean la Reserva Forestal Protectora Regional (RFPR) Farallones del Citará, área protegida declarada por Corantioquia.
Durante la visita, integrantes de la comunidad reportaron que de hecho se han avistado dos osos andinos en la zona en los últimos días. Los han visto salir del bosque hacia zonas más despejadas, sacudiendo árboles de guayaba para posteriormente alimentarse de sus frutos.
Desde Corantioquia, el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, Precoodes (entidades que hacen parte del convenio de fauna silvestre) y la administración municipal de Andes se reitera el llamado a proteger el oso andino y su hábitat natural. La presencia de este animal indica que el ecosistema le está ofreciendo refugio y alimento para sustentar su vida. Al tratarse de un mamífero de gran tamaño, puede concluirse que otros animales más pequeños también encuentran allí su sustento vital; por esto el oso andino es considerado una especie sombrilla.​

El único oso nativo de Suramérica
El oso andino pertenece a la familia ursidae también conocidos como úrsidos, donde se encuentran clasificadas las diferentes especies de osos. Es el único úrsido que naturalmente habita en Suramérica y su presencia se ha registrado a lo largo y ancho de la cordillera de los Andes. Vive entre los 400 metros sobre el nivel del mar (msnm) hasta los 4000 msnm y se alimenta principalmente de vegetales como frutos y bromelias. Sin embargo, también se sabe que es un carnívoro oportunista, consumiendo animales pequeños y en ocasiones animales muertos que encuentra en su camino. Es un deber de todos y todas proteger este animal y su ecosistema, evitar la tala, cacería y la extracción de especies de fauna y flora silvestres.
Dentro de las acciones emprendidas por parte de Corantioquia para la protección del oso de anteojos, se destaca la declaratoria de 4 áreas protegidas en el Suroeste y Occidente antioqueños, cuyos planes de manejo influyen positivamente en el ecosistema del oso andino sumando más de 77.131 hectáreas dedicadas a la protección de hábitats naturales, preservación de los recursos naturales renovables y la conectividad biológica. De manera especial, se resalta la adquisición junto con la Gobernación de Antioquia en el año 2015 de dos predios que suman más de 4000 hectáreas de bosque nativo, que forma parte de la RFPR Farallones del Citará, muy cercanos a la zona donde fue avistado el oso andino.
Ante un avistamiento del oso andino se recomienda mantener la calma, evitar perseguirlo y alejarse de manera silenciosa. Es muy frecuente que las osas dejen solas a sus crías mientras van a buscar alimento, en caso de encontrar un cachorro en buen estado no tocarlo ni moverlo, igualmente alejarse en silencio.   Se recomienda no publicar los lugares exactos de los avistamientos, con el fin de preservar la vida del animal y evitar que las personas inoportunen al oso (que lo busquen o lo sigan) y otras especies de fauna silvestre. La recomendación es dar aviso a la autoridad ambiental, con el fin de seguir expandiendo el conocimiento que se tiene de la especie.
Para mayor asesoría, reportar o denunciar casos de fauna silvestre en situaciones de vulnerabilidad, estas son las líneas de atención:
Línea de atención Área Metropolitana del Valle de Aburrá: Cel. 3046300090.
Líneas de atención Corantioquia: Tel. 4938888 – Cel. 3146784273.
Línea de atención Policía Nacional: Tel. 123

No hay comentarios.:

Publicar un comentario