jueves, 10 de septiembre de 2020

Con positivas cifras de seguridad, Medellín avanza en la reapertura económica

 .: En agosto se registró una reducción del 23 % en materia de homicidios frente al mismo mes del año anterior.

.: En lo que va de 2020 se sostiene una reducción acumulada del 43.5 % frente al mismo período de 2019.
.: Todos los delitos de alto impacto, al finalizar agosto, siguen en reducción sostenida, de acuerdo con cifras certificadas por las autoridades.

|| Audio || Palabras de José Gerardo Acevedo, secretario de Seguridad


La Alcaldía de Medellín destaca la ardua labor de las autoridades, la articulación y el compromiso demostrado durante este año, que se refleja en cifras históricas de reducción de delitos de alto impacto, en particular del homicidio, que en medio de la pandemia sigue en 43.5 %, con una diferencia de 193 víctimas frente a la cifra de 2019.

El promedio de homicidios por semana durante 2020 es de siete, lo que muestra una marcada reducción si se compara con el promedio semanal de 12,6 que se registraba entre enero y agosto del año pasado. En 13 de las 16 comunas hay reducción sistemática de este delito. El Poblado y Palmitas siguen sin casos registrados.

Durante el año se han presentado disminuciones en los indicadores de todas las modalidades de hurtos. La mayor disminución, en comparación con el mismo periodo del año anterior, se presenta en el hurto a establecimientos comerciales, con un 45 % menos. Según los datos del Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia, 62 % de las víctimas de este delito, este año, corresponde a hombres y el 38 % restante son mujeres.

Entre otras estadísticas que destaca el informe del SISC, se revela que los casos de lesiones personales bajaron 41 % frente al año anterior.

Entre el 21 de marzo y el 31 de mayo, en el marco de los controles ejercidos por las autoridades por las medidas, decretos especiales, cuarentena y etapas de aislamiento preventivo, se impusieron más de 93.000 comparendos por diferentes conductas violatorias de normas excepcionales.

Los comportamientos contrarios a la convivencia más cometidos fueron: violar el aislamiento obligatorio -toque de queda- (60.807), no usar tapabocas (13.210) y reñir, incitar o incurrir en confrontaciones violentas que puedan derivar en agresiones físicas (8.309).

Durante toda la etapa de aislamiento obligatorio y preventivo, el Puesto de Mando Unificado funcionó de manera continua y sin interrupción. De ahora en adelante tendrá funciones específicas de seguimiento y control a las actividades en el marco de la reapertura económica en la ciudad.

Por Stephen Arboleda López

No hay comentarios.:

Publicar un comentario