martes, 8 de junio de 2021

Reducción de costos y tiempos de materias primas en la industria cosmética y farmacéutica. Nueva patente UPB

  • Patente de invención ortorgada por la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC).
  • Potencial agroindustrial de la planta higuerilla.
  • Beneficios para la industria cosmética y farmacéutica.
  • Generación de modelos de negocio inclusivo en el Bajo Cauca Antioqueño.
  • Sustitución de cultivos ilícitos y minería informal en esta subregión.
Aceite de recino 9

La Superintendecia de Industria y Comercio otorgó registro de patente de invención a la Universidad Pontificia Bolivariana y la Universidad Nacional de Colombia por la propuesta de un reactor para pirólisis, que tiene como punto de partida el aceite que se obtiene de las semillas de la planta higuerilla.

Aceite de recino 1Aceite de recino 2Aceite de recino 3

 

Aceite de recino 5Aceite de recino 7Aceite de recino 10

La máquina construida a escala de planta piloto rompe y separa el aceite en dos compuestos, llamados heptaldehído y ácido undecilénico. Los compuestos se necesitan de forma individual, ya que cada uno es materia prima que se utiliza para la industria cosmética y farmacéutica. Para que el equipo logre esto, debe ocurrir la pirólisis del aceite, la cual radica en descomponer químicamente el producto calentándolo a altas temperaturas en ausencia de oxígeno.

Este desarrollo ha sido reconocido como patente de invención ya que el proceso utilizado comúnmente para separar estas dos sustancias es por medio de una torre de destilación. Con la nueva invención se separan con una destilación simple, realizando unas adaptaciones al equipo con el que se hace la pirólisis, reduciendo costos y tiempos.

Este trabajo inició con el fin de promover e incentivar la generación de proyectos basados en negocios de Ciencia, Tecnología e Innovación. Con base en esto, los inventores decidieron impulsar el potencial agroindustrial de la planta higuerilla, generando un modelo de negocio inclusivo en el Bajo Cauca Antioqueño. Además, le apostaron a la sustitución de cultivos ilícitos y la minería informal en esta subregión, fortaleciendo el tejido social con la generación de riqueza soportada en los productos derivados de la planta.

Los derechos patrimoniales fueron concedidos a ambas universidades: UPB y UNAL. Los inventores, por su parte, son dos integrantes de la UPB: Jorge Alberto Velásquez, director del grupo de investigación Pulpa y Papel y docente interno de la Facultad de Ingeniería Química, quien fue el investigador principal; y María Lorena Correa, integrante del mismo grupo de investigación y quien, además, realizó su trabajo de grado de maestría con este proyecto.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario