miércoles, 5 de agosto de 2020

Aguas Antofagasta, filial del Grupo EPM en Chile, inició operación de planta desaladora que atenderá a ciudad de más de 20.000 habitantes

• Tocopilla se convierte en la primera ciudad sudamericana sobre 20.000 habitantes en ser abastecida 100% con agua desalada
• La nueva planta del grupo empresarial, que tardó un poco más de tres años en construirse, tuvo una inversión de USD46 millones
• La desalación es hoy uno de los métodos más sustentables en el mundo para suministrar agua potable a la comunidad



Aguas Antofagasta, filial del Grupo EPM en Chile, concluyó la construcción de la nueva Planta Desaladora de Tocopilla e inició la marcha blanca o período de prueba y afinación. Con ello, la Compañía marca un hito como una de las pocas sanitarias en el mundo que ha diseñado, construido y operará una planta de estas características con personal propio.
La construcción de la Planta Desaladora de Tocopilla, ubicada al norte de Chile, tomó tres años y tuvo una inversión de USD46 millones. Al respecto, Álvaro Guillermo Rendón López, Gerente General de EPM, indicó que “con esta nueva infraestructura damos solución de agua potable a una ciudad de más de 20.000 habitantes, en medio del desierto más árido del mundo, aplicando un método sustentable como es la desalación”.
Marcha blanca
El período de marcha blanca se extenderá hasta finales de agosto, cuando se realice la inauguración oficial de esta nueva obra del Grupo EPM. “Una vez transcurrido este tiempo, establecido para comprobar que la infraestructura funciona en perfectas condiciones, a pleno rendimiento y con abastecimiento regulado, se dará por terminada la fase de prueba”, dijo Carlos Mario Méndez Gallo, Gerente General de Aguas Antofagasta Grupo EPM.
En la marcha blanca se harán todos los ajustes necesarios a la operación, para que entre a pleno funcionamiento, con los 75 litros de agua por segundo de producción, como fue diseñada esta Planta.
Dos fuentes de abastecimiento
La nueva desaladora para Tocopilla convertirá a esa comuna en una de las pocas ciudades del planeta que cuente con dos fuentes de abastecimiento, como son la desalación de agua de mar y el respaldo con fuentes superficiales de agua dulce cordillerana, garantizando así la calidad, continuidad y cobertura del servicio de acueducto, especialmente requerida en emergencias climáticas o naturales.
“Este proyecto traerá grandes beneficios para la comunidad, al garantizar la continuidad y calidad del servicio que hemos entregado en estos años. Su construcción fue un desafío arduo, que concluye en medio de la pandemia del coronavirus (COVID-19), pero que igualmente hemos logrado sacar adelante con el compromiso de todos nuestros empleados”, aseguró Carlos Mario Méndez Gallo, Gerente General de Aguas Antofagasta Grupo EPM.
La Planta Desaladora de Tocopilla es un hito constructivo que se alcanza gracias a las casi dos décadas de experiencia en desalación con que cuenta Aguas Antofagasta Grupo EPM, a partir de la puesta en marcha en 2003 de la Planta Desaladora de Antofagasta. Con esta planta se abastece hoy al 100% de la comuna de Mejillones y al 85% de la capital regional.
Con proyectos como la nueva Planta Desaladora de Tocopilla, el Grupo EPM cumple con su propósito superior de contribuir a la armonía de la vida para un mundo mejor, con el suministro de agua potable a la comunidad en medio del desierto más árido del mundo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario