miércoles, 15 de enero de 2020

Ganaderos del Valle de Ubaté fomentarían uso de silvopastoriles para mitigar las heladas

Los ganaderos del Valle de Ubaté especializados en lechería, quienes año tras año son afectados por las fuertes heladas de enero y que en este momento han registrado temperaturas hasta de -3°C, consideran que debido a esa situación, se disminuirá la producción de forrajes, habrá escasez de comida para el ganado y se reducirá la producción de leche por lo cual, afirman que llegó el momento de fomentar como solución, la implementación de esquemas silvopastoriles en esta región del territorio nacional.



“A través del proyecto Ganadería Colombiana Sostenible durante más de una década se logró que más de 2.000 productores implementarán sistemas silvopastoriles -SSP- en sus explotaciones bovinas, esto es, en 160 mil hectáreas en 87 municipios de 12 departamentos del territorio nacional”, sostuvo José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de Fedegán, gremio que ha liderado dicho sistema productivo.

“La integración de árboles, como leucaena, botón de oro, y otras especies forrajeras con el pastoreo de animales, es mutuamente beneficiosa”, agregó.

La implementación de SSP en las fincas ganaderas contribuyen al mejoramiento del medio ambiente porque reducen la temperatura, conservan la humedad en los suelos -debido a que almacenan agua- y su naturaleza se convierte en capturadora permanente de carbono.

Además también revela beneficios económicos porque las explotaciones especializadas en lechería han logrado con la implementación de SSP aumentar en 46,2 % la producción de leche.

Alcances de la sombra

Según Giovanni Pinilla Quiñonez, ganadero de tradición, médico veterinario y representante legal de la Asociación de Ganaderos del Valle de Ubaté, la situación actual de las heladas en los 10 municipios que conforman la mencionada región, es crítica, particularmente, en Carmen de Carupa.

Mientras en la mañana se registran temperaturas de -1°C, al medio día el termómetro marca 25°C. “Son cambios muy bruscos que hacen que la planta –en este caso el pasto– merme la calidad y cantidad de producción de forraje”, resaltó.

A esto se suma que la región no tuvo un régimen de lluvias alto en octubre como se esperaba, y en noviembre se presentaron algunas precipitaciones, pero no las habituales.

Esta situación genera estrés calórico a los bovinos y los obliga a aumentar su energía en la conservación de su equilibrio corporal, lo que en definitiva, los conduce a reducir la producción de leche.

Enfatizó la necesidad de sembrar árboles y arbustos cuyo sombrío podría hacer que el efecto de las heladas no sea mayor. “Precisamente los esquemas silvopastoriles, no solamente mejoran la producción de forrajes, sino de los suelos”.

“Vemos la necesidad de implementar los esquemas silvopastoriles no solo como otra forma de alimentar a nuestros bovinos, sino también de mitigar las heladas y conservar el agua ya que el cambio climático está afectando, cada vez más, la productividad”, agregó.

La aplicación de sistemas silvopastoriles también mejora el bienestar animal porque la sombra de los árboles contribuye a reducir en los bovinos el estrés calórico y les permite aumentar su productividad.

Para el dirigente de la cuenca lechera, la implementación e los SSP sería la solución a todos los problemas que se presentan en esta región originados en las heladas de comienzos de cada año.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario