martes, 7 de abril de 2020

La curva económica frente a la epidemiológica: ¿cómo va hasta el momento Colombia?

Desde que el coronavirus empezó a propagarse en el mundo fue evidente que la velocidad de su avance hacía imperativo adoptar medidas de distanciamiento social, entre las que sobresale el confinamiento de la mayoría de la población.

Tales acciones están destinadas a limitar al máximo el número de contagios, de modo que el sistema de salud no resulte colapsado, y pueda por lo tanto salvarse el mayor número de vidas posible.
Esta estrategia, que está orientada por lo tanto a aplanar la curva epidemiológica del COVID-19, tiene repercusiones significativas sobre la actividad productiva.

En efecto, en la economía contemporánea los servicios juegan un papel protagónico, y la necesidad de limitar las interacciones entre personas conduce a una parálisis casi completa de estas actividades. Por lo tanto, contener la cantidad de afectados por el coronavirus mediante cuarentenas acelera la curva de impacto económico.

Este dilema entre el aplanamiento de la curva de la enfermedad y el empinamiento de la curva económica es hoy en día el más apremiante muchos países alrededor del mundo.  Colombia no es la excepción, ya que desde el 24 de marzo y hasta el 26 de abril está vigente el aislamiento preventivo obligatorio.

Acercándonos hacia la mitad de este periodo, contamos con información de alta frecuencia que nos permite apreciar cómo ha sido hasta el momento el comportamiento de ambas curvas en nuestro país.

El desempeño de las curvas se muestra en la gráfica anexa. En relación con el coronavirus, tomamos la cifra acumulada de contagiados desde que se hizo oficial el primer caso el 6 de marzo, y la comparamos con una estimación de cuál habría sido el avance de la enfermedad si no se hubieran tomado las medidas de aislamiento.

Como se aprecia, en menos de dos semanas las acciones  adoptadas han conducido efectivamente a hacer que la evolución de la enfermedad sea menos acelerada que lo sugerido en el
escenario alternativo.

Frente al impacto económico, utilizamos como proxy de actividad el índice NowCast para el comercio en frecuencia diaria. Este indicador estima la variación del PIB de dicho sector de forma anticipada, tomando como base la información transaccional de Bancolombia. Los datos muestran que desde mediados de marzo se presentó una desaceleración, la cual es consecuente con el entorno de incertidumbre generado por la pandemia.

La tendencia se acentuó con los simulacros de cuarentena que se realizaron en las principales ciudades, y se profundizó con la entrada en vigor del aislamiento obligatorio. De este modo, hacia el fin de marzo estimamos que el valor agregado por el comercio entró en terreno negativo.

En resumen, contamos con un panorama preliminar que nos permite apreciar que las acciones dispuestas por las autoridades han permitido controlar el avance del coronavirus, pero que la afectación económica en las últimas semanas ha sido importante. Por lo tanto, es importante que las decisiones de las autoridades en el futuro inmediato apunten a lograr un balance entre estos dos aspectos, que son esenciales para el bienestar de nuestra sociedad.

Curva epidemológica del coronavirus (casos acumulados observados y estimados) y curva 
económica (variación % anual NowCast comercio)



Fuente: Grupo Bancolombia, Instituto Nacional de Salud.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario