miércoles, 20 de mayo de 2020

Con una inversión superior a los $40.000 millones, EPM avanza en la ampliación del sistema de acueducto del municipio de Itagüí

• El proyecto Itagüí-Manzanillo-Ajizal incluye nueva infraestructura de redes y tanques de almacenamiento de agua para el municipio de Itagüí

• La obra busca garantizar la seguridad hídrica y mejorar la calidad de vida de más hogares en el sur del Valle de Aburrá

• La Administración Municipal y la Personería de Itagüí realizan un acompañamiento permanente a las actividades constructivas y de relacionamiento

Con el fin de cubrir la demanda actual y futura de agua potable que requiere el municipio de Itagüí, con relación al crecimiento que ha tenido en los últimos 10 años, EPM avanza en el desarrollo del proyecto Itagüí-Manzanillo-Ajizal, que amplía la capacidad del sistema de acueducto con nueva infraestructura de redes y tanques de almacenamiento.

Hoy el agua que abastece los circuitos de acueducto del municipio de Itagüí proviene de la planta La Ayurá, donde se potabiliza el agua que procede de la represa de La Fe y sus fuentes abastecedoras. Con ello, el agua recorre más de 30 kilómetros para llegar a los hogares, industrias y comercios de la localidad.

El proyecto, en el que EPM invierte más de $40.000 millones, se realiza con la participación del municipio de Itagüí y la Personería, con un equipo que acompaña la ejecución de los trabajos para que se den en condiciones óptimas, desde el punto de vista técnico, ambiental y social, minimizando en lo posible los impactos a la comunidad.

Las obras se adelantan por medio de dos contratos. Sanear S.A. construye dos nuevos tanques, uno en Manzanillo de 1.000 m3 y otro en Ajizal de 750 m3, y también la conducción primaria de acueducto de 3,4 kilómetros y su empalme con la infraestructura que viene de la planta La Ayurá, en el sector de Calatrava hasta el Tanque Ajizal. El segundo contrato está a cargo del Consorcio Tanque Itagüí 2019, conformado por las empresas Ingeniería y Contratos S.A. y Redyco S.A., para la construcción del tanque Itagüí, en el sector El Progreso, con un volumen de 4.250 m3.

Para este proyecto, EPM realizó estudios técnicos, ambientales y sociales en diferentes sectores de Itagüí y analizó varias alternativas. La iniciativa que se desarrolla fue elegida, entre otras razones, porque optimiza recursos energéticos, al permitir el transporte de agua por gravedad mediante un ramal que aprovecha la energía que trae el agua desde la planta La Ayurá hacia el tanque Ajizal.

Así van las obras

El proyecto Itagüí-Manzanillo-Ajizal contribuye con la generación de empleo. En los dos contratos de obras trabajan hoy 41 personas de forma directa, quienes residen en el municipio de Itagüí. En total son cerca de 345 personas, entre contratistas y subcontratistas, que cumplieron los requisitos para su vinculación y hacen parte de labores constructivas, profesionales y logísticas.

Los trabajos avanzan de acuerdo con lo estimado y han contado con la participación de la comunidad en los procesos de socialización. En el sector industrial, conocido como Bodegas, se realizó la instalación de la tubería de acueducto y está en proceso la construcción de las cajas de empalme. Paralelamente, se progresa en la instalación de la tubería en los sectores de Santa María, la vereda El Ajizal y Balcones de Sevilla. Tras ello, se harán pruebas hidrostáticas para verificar la hermeticidad de los accesorios, para luego pavimentar las vías.

Para los tres tanques ya se excavaron los lugares donde estarán ubicados y se hicieron trabajos de estabilización. Adicionalmente, en el tanque Itagüí se construye la red de alcantarillado para el lavado del tanque nuevo y se conforma la nueva vía de acceso a la estructura.

Bioseguridad

Todas estas obras se adelantan siguiendo las medidas de bioseguridad necesarias para cuidar a la comunidad y a los trabajadores, atendiendo las disposiciones del Gobierno Nacional para prevenir y mitigar el riesgo de contagio por coronavirus (COVID-19), que incluyen, entre otras:

Control diario del estado de salud de los trabajadores.
Entrega de elementos de protección al personal, como mascarillas y guantes.
Dotación de bolsas para disponer de tapabocas y guantes usados.
En lo posible, mantenimiento de distancia entre los trabajadores.
Desinfección de vehículos, equipos y elementos de seguridad y entrega de kit de aseo.

Con esta nueva infraestructura se garantizará la continuidad del servicio de agua potable a todos los habitantes del municipio de Itagüí a corto, mediano y largo plazo y se mejorarán las condiciones técnicas para atender la demanda de los circuitos de Manzanillo y Ajizal, en ese propósito superior de EPM de contribuir a la armonía de la vida para un mundo mejor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario