miércoles, 11 de diciembre de 2019

Un pesebre que cambia cada día

Con la llegada del último mes del año, la Unidad de Memorias y Patrimonio de la Secretaría de Cultura Ciudadana, creó un especial navideño que trae entre otras entregas, una reseña sobre el buñuelo, otra sobre los éxitos bailables y una historia para remontarse al pasado por medio del pesebre.



Mediante una peculiar labor, este ciudadano hace gala a la Navidad por medio de situaciones que imaginó ocurrían en el Belén donde nació Jesús, y así poder mostrar su obra desde la ventana de su casa. De esta manera, busca lograr que las personas se salgan de la rutina, y sobre todo, se alegren con el espíritu y la magia de diciembre.
Al ver este pesebre, los transeúntes se remontan de inmediato a la infancia y les cuentan a los más chicos cómo en Navidad la familia se junta para armar este pasaje bíblico, dotando así de sentido una época para compartir y agradecer por tantas cosas como el calor del hogar.
Quienes se van a subir o se bajan en la estación de Metroplús del Parque de Belén, o bien caminan por esta zona de la ciudad que recién fue entregada a la comunidad tras un mejoramiento del espacio público que allí se desarrolló, tienen la posibilidad de encontrarse con este pesebre cambiante.
El de Belén, como el resto de parques de las diferentes comunas, es un espacio colmado de luces, como parte de la ruta del alumbrado de la ciudad. Lugar que además fue renovado para un mejor encuentro ciudadano: www.facebook.com/AlcaldiadeMed/videos/773657536440647

El buñuelo y los cañonazos bailables

El especial de Navidad de la Unidad de Memorias y Patrimonio de la Secretaría de Cultura Ciudadana, también viene con un homenaje al incomparable buñuelo decembrino, el cual sabe mucho mejor en esta época.
Igualmente, esta entrega ofrece un artículo sonoro sobre la clásica compilación para diciembre de Discos Fuentes, y otros textos, así como la construcción del pesebre escultórico de Medellín.
Para conocer más sobre este especial: patrimoniomedellin.gov.co.

Por Sebastián Vallejo Ramírez.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario