miércoles, 11 de diciembre de 2019

Un cuatrienio de grandes transformaciones

A 21 días de finalizar su periodo, el Alcalde de Medellín entregó su balance final de gestión realizada en todo el cuatrienio. El mandatario destacó la transformación de la ciudad, los desafíos para el futuro y la tarea de cambiar los paradigmas de ilegalidad que han permeado a la sociedad.




Muchos logros y retos, pero sobre todo un cariño entrañable por la ciudad reflejó Federico Gutiérrez Zuluaga, alcalde de Medellín, al cierre del cuatrienio que lideró como primera autoridad de la capital antioqueña. Durante la rendición de cuenta final de su periodo de gobierno agradeció a su equipo de trabajo y principalmente a los medellinenses por estos años de gobernanza, confianza y trabajo mutuo.

Educación, infraestructura, movilidad, medio ambiente y seguridad, junto a las demás dependencias, pasaron al tablero para desglosar cada uno de esos elementos que sumaron en el proyecto estratégico Medellín 2020
“En cada una de las 16 comunas y cinco corregimientos, nos vieron caminando sus calles enfrentando sus problemáticas como uno más de la ciudadanía”, acotó el mandatario. 
En contexto: Empresas estratégicas y rentables con Alistamiento Financiero

La transformación de la ciudad caminó de la mano con un componente en cambios físicos, pero fundamentalmente en lo social. Así lo destacó el Alcalde, quien demostró, a través de diferentes ejemplos como una ciudad que fue catalogada como la más violenta del mundo al final de los 80, hoy es un fortín de resiliencia y cuenta con un panorama esperanzador.

“Hay pocas cosas en la vida que son buenas en exceso, y una de ellas es la gratitud, por eso a la gente doy infinitas gracias. Así es como se debe gobernar hoy. Es imposible quien crea que va a administrar esta ciudad desde el piso 12 de la Alcaldía. Acá se gobierna desde los barrios, desde las esquinas, entendiendo las problemáticas y escuchando a sus habitantes. Nadie conoce mejor el territorio, que quien lo habita”, dijo visiblemente emocionado.

Con un mensaje cercano, el alcalde Federico Gutiérrez Zuluaga, invitó a su sucesor, Daniel Quintero Calle a construir sobre lo ya construido, clave para mantener la transformación de la ciudad. Foto Manuel Leuman.

Entre los aspectos sobre los que llamó la atención, mirando el pasado y de cara al futuro, está la importancia de construir sobre lo construido. No solo continuar con lo que dejaron sus predecesores, sino mejorar aspectos como se ha hecho durante las últimas dos décadas y que se ven reflejadas en la reducción de la brecha entre la zona urbana y la zona rural. Un indicador importante en calidad de vida para todos los medellinenses que cierra 2019 con el 49 %, cifra histórica.

El Plan de Desarrollo Municipal (PDM)  2016-2019 alcanzó un 95 % de ejecución, en siete dimensiones diferentes en las que estaba unificados todos los proyectos programados para los cuatro años. Además, el Alcalde detalló que en la gestión fiscal y financiera se alcanzó una cifra de $4,6 billones por encima de lo que se había aprobado en el PDM, con una ejecución de $21,7 billones, de los cuales el 84 % de los recursos fueron destinados a inversión social en las comunidades. 

Uno de los aspectos que destacó el alcalde Gutiérrez Zuluaga fue la consolidación de estrategias como Medellín abraza su historia. Un proceso que tuvo su punto de giro la mañana del 22 de febrero cuando fue demolido el edificio Mónaco, símbolo del narcotráfico y que dará paso al parque Inflexión para honrar la memoria de las víctimas de la violencia en la ciudad.

En contexto: El orgullo va al volante de los buses eléctricos de Metroplús

Frente a Empresas Públicas de Medellín, EPM, el mandatario local señaló la importancia que sea y siga siendo 100 % pública. Pese a la contingencia de Hidroituango y el aplazamiento de su entrada en funcionamiento, la ciudad aumentó las transferencias recibidas de la entidad. Pasó de $817.000 millones en 2016 a $1.3 billones en 2019 y con proyección para seguir aumentando paulatinamente en los años que siguen.

“En estos cuatro años, en promedio, hemos recibido transferencias de $4.3 billones y para la ciudad y el gobierno siguiente las transferencias pueden ser de $7,3 billones. Eso es muy importante para inversión en el tema social en el futuro”, agregó el Alcalde.

FInalmente, el mandatario de Medellín realizó un recorrido por su plan de gobierno, de manera puntual en los logros, con un examen autocrítico y la puerta abierta para que el próximo alcalde, que inicia el 1° de enero de 2020, tenga un panorama claro sobre el rumbo por el cual debe continuar la ciudad. 
Así, en una noche, y en un tono pausado, el mandatario entregó de manera pormenorizada los logros más relevantes de su gestión. Se trata de miles de programas, acciones y proyectos que impactan favorablemente en la calidad de vida de los 2`500.000 habitantes de Medellín y que marcan el camino de una ciudad que orgullosa muestra su transformación ante el mundo en los albores de 2020.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario