lunes, 20 de abril de 2020

La Secretaría de Cultura lleva su oferta a los centros colectivos de alojamiento temporal de Medellín

.: 389 ciudadanos en situación de calle y familias sin techo disfrutan de las actividades.
.: 80 niños entre los 5 y los 16 años se han beneficiado con las carpas del Evento del Libro instaladas en el Centro del barrio Florencia.



La Alcaldía de Medellín continúa su labor de acompañamiento y protección de los más vulnerables. Es por ello que 389 ciudadanos en situación de calle disfrutan de las actividades que la Secretaría de Cultura ha organizado en los centros colectivos de alojamiento temporal en el Coliseo Barrio Florencia y el Coliseo Carlos Mauro Hoyos del Barrio Belén.

Entre las actividades que se han preparado para los habitantes de los dos albergues se encuentran las lecturas en voz alta, las dinámicas de autoconocimiento, manualidades y la proyección de películas.

“Reunimos a los niños en la carpa de Eventos del Libro que tenemos en el patio de atrás, hacemos dinámicas de integración, leemos cuentos y también tenemos actividades de autoconocimiento a través de la construcción de historias. Este espacio crea cultura dentro del albergue y los niños pueden salir al aire libre por un rato y disfrutar de un espacio solo para ellos”, dijo Viviana Jaramillo, profesora y gestora cultural encargada de la programación infantil en uno de los centros.

En el barrio Florencia, ubicado en la comuna Castilla, se encuentra uno de los albergues que la Alcaldía de Medellín dispuso para las familias que quedaron en situación de calle a causa de la contingencia por el coronavirus. Las instalaciones del coliseo deportivo albergan a 157 personas, entre los beneficiados se encuentran 80 niños entre los 5 y los 16 años y 100 venezolanos.

Daniela del Valle es una ciudadana venezolana que llegó al centro del Barrio Florencia hace algunas semanas. Su esposo trabajaba en la construcción hasta que fue declarada la cuarentena y no pudieron seguir pagando su pieza.

“Estoy muy agradecida porque nos brindan techo y comida. Yo vine con mi esposo y mi hijo de seis meses. Nos han tratado muy bien, aunque es difícil la situación tratamos de entretenernos con las actividades. A veces pintamos y las mujeres embarazadas hacen baile-terapia”, expresó.

Lorena Patiño Gallego, funcionaria encargada del albergue en el barrio Florencia, dijo que “estas iniciativas culturales son vitales para esta población, quisiéramos tener muchas más, porque el arte y la cultura los hace sentir humanos y despierta la sensibilidad y la esperanza. La mayoría de los habitantes del centro son familias que ya estaban pasando trabajos antes de coronavirus y que no pudieron seguir pagando los inquilinatos. También tenemos mujeres que tuvieron que salir con sus hijos porque eran víctimas de violencia intrafamiliar”.

Desde la Administración Municipal se entiende que la prioridad es seguir moviendo la cultura y que todos los ciudadanos, incluyendo las personas en situación de calle y familias desprotegidas, puedan disfrutar y enriquecer su espíritu con la emoción, la belleza y la alegría que generan el arte y la cultura.

Por Erika Valero.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario