martes, 14 de julio de 2020

44 niños y niñas afrodescendientes e indígenas comenzaron clases virtuales de ballet

.: Esta es una iniciativa de la Alcaldía de Medellín y el Ballet Metropolitano.
.: Se busca fortalecer la disciplina y autoestima de los beneficiarios durante el aislamiento preventivo a nivel nacional.
.: Los familiares también recibirán formación virtual para promover la identidad étnica, así como atender y prevenir el racismo en población infantil.
.: || Audio || Palabras de Diego Herrera Duque, subsecretario de Derechos Humanos



Gracias a la articulación entre la Alcaldía de Medellín y el Ballet Metropolitano de Medellín, 44 niños y niñas afrodescendientes e indígenas, de 5 a 13 años, comenzaron un proceso virtual de formación continua en danza clásica, que tendrá una duración inicial de cuatro meses.
Las clases, que se desarrollarán todos los sábados, estarán a cargo de docentes del Ballet Metropolitano y se dividirán en dos grupos, con el fin de respetar los niveles de exigencia de acuerdo con las edades de los estudiantes y fomentar este arte como una actividad que pueden prolongar en el tiempo.
Los beneficiarios pertenecen a los estratos 1, 2 y 3 y fueron seleccionados tras una convocatoria liderada por el Equipo de Etnias de la Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos, dirigida a población infantil étnica.
“Esta es una buena manera de acercar oferta cultural, artística y formativa a esta población y promover su participación en distintos espacios y escenarios de ciudad, en aras de una real inclusión de todos los ciudadanos”, manifestó el subsecretario de Derechos Humanos, Diego Herrera Duque.
Con la estrategia se busca acercar oportunidades para fortalecer el desarrollo y las capacidades de las personas afro e indígenas con oferta a la que comúnmente no puede acceder.  Además, con las clases de ballet también se pretende fortalecer la disciplina, la autoestima y la autoexigencia de los participantes.
El Equipo de Etnias complementará esta oferta artística con acompañamiento psicosocial a las familias, por medio de talleres y charlas virtuales sobre el fortalecimiento de la identidad étnica, pautas para la prevención y atención del racismo en edad infantil, fortalecimiento de la autoestima y el ser e intercambio de saberes gastronómicos de familias afrodescendientes e indígenas.
Esta es la primera actividad de reactivación virtual del Centro de Integración Afrodescendiente, un espacio que cuenta con herramientas y escenarios para recrear y preservar las prácticas culturales étnicas y que ha empezado a fortalecer sus actividades no presenciales debido a la pandemia.

Por Alejandra Gómez

No hay comentarios.:

Publicar un comentario