domingo, 26 de julio de 2020

Alcaldía de Medellín extiende invitación a las familias para acoger a niñas y niños con derechos amenazados

- Se trata de Familias de Paso, una estrategia voluntaria y transitoria para contribuir en la protección de la población infantil.

- Buenas condiciones de salud física y emocional, experiencia en crianza, disponibilidad de tiempo completo, entre otros aspectos, forman parte de los requisitos.

- Estos hogares recibirán incentivos económicos y elementos esenciales para el sostenimiento de la niña o el niño.

niños de paso

La Alcaldía de Medellín extiende la invitación a los hogares de la ciudad para que se conviertan en familias de paso, una estrategia por medio de la cual abren sus puertas, de forma voluntaria y transitoria, a niñas y niños, entre los 0 y los 9 años, que requieren protección y acciones positivas para su bienestar y desarrollo integral.

En la actualidad existen 13 grupos familiares acogidos a este componente del proyecto Hogares de Paso y, en el transcurso de 2020, 160 niñas y niños han sido beneficiados.

Las personas que deseen vincularse deben cumplir con los siguientes requisitos: tener entre 25 y 57 años; una escolaridad aprobada y certificada hasta el grado noveno, como mínimo; poseer capacitaciones o cursos que le habiliten para atender a niños, niñas y adolescentes; presentar certificación médica de buenas condiciones de salud física y mental de todos los integrantes de la familia, quienes tampoco deben tener antecedentes penales, judiciales o correctivos; disponer de tiempo completo para el cuidado del niño o la niña y contar con experiencia en crianza o trabajo con esta población.

La falta de experiencia no es criterio excluyente, pero se dará prioridad a quienes la tengan. Asimismo, se requieren dos referencias personales o familiares; constancia de residencia mínima de dos años consecutivos en el municipio actual de residencia; constancia de la actividad laboral desempeñada por el cónyuge, compañero(a) o proveedor(a) económico del grupo familiar; afiliación de toda la familia al Sistema de Seguridad Social en Salud y carné de vacunas al día para los integrantes de la familia menores de 18 años.

“Debemos resaltar la importancia que tienen este tipo de proyectos, pues el verdadero valor motivacional radica en brindar acompañamiento y apoyo en el desarrollo integral de niñas y niños, con entornos protectores”, señaló el subsecretario de Derechos Humanos, Diego Herrera Duque.

Un equipo de la Unidad de Niñez de la Secretaría de Inclusión Social, Familia y Derechos Humanos hará un proceso de selección que incluye la revisión de los documentos, entrevistas, visitas domiciliarias, entre otras actividades. Las familias elegidas iniciarán orientaciones enfocadas en su labor y recibirán un apoyo económico para el sostenimiento del beneficiario, además de los elementos esenciales como pañales y leche.

El tiempo de permanencia en promedio de un niño o niña en cada hogar es de ocho días, mientras la autoridad administrativa competente decreta otro medio de restablecimiento de derechos. Una misma familia puede acoger hasta cuatro beneficiarios en un mes, uno por semana.

Las niñas y los niños que ingresan a esta medida de protección están en riesgo o amenaza de vulneración de derechos por distintas circunstancias, y deben beneficiarse con acciones que permitan el restablecimiento de los mismos, entre ellos entornos protectores, de amor, afecto y bienestar. El compromiso de las familias de paso es brindar la atención, los cuidados y la protección necesarios para su desarrollo integral, lo cual implica gestiones médicas, atención psicológica si es necesaria, aseo, alimentación y demás cuidados que se requieran.

Los hogares participantes reciben apoyo y supervisión de los profesionales que componen el proyecto, con visitas semanales de seguimiento desde los aspectos de salud, nutrición, atención psicosocial y jurídica. En caso de hallar irregularidades se inician acciones correctivas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario