domingo, 9 de agosto de 2020

34.340 estudiantes regresan a la educación superior en instituciones adscritas a la Alcaldía de Medellín

.: Son 5.807 estudiantes nuevos que se matricularon para cursar el segundo semestre de 2020.
.: 24.000 alumnos se benefician de Matrícula Cero, una iniciativa de la Administración Municipal, por un valor cercano a los $20.500 millones.
.: Con diferentes metodologías de aprendizaje, los estudiantes están preparados para volver a la universidad.
.: || Audio || Palabras de Juan David Gómez Flórez, rector de la I.U Colegio Mayor de Antioquia
.: || Audio || Palabras de Juan Guillermo Pérez Rojas, rector del ITM
.: || Audio || Palabras de Juan Pablo Arboleda Gaviria, rector de la I. U. Pascual Bravo


El lunes, 10 de agosto, se inicia un semestre atípico en las tres instituciones universitarias adscritas a la Alcaldía de Medellín: ITM, Colegio Mayor y Pascual Bravo.

Los 34.340 estudiantes regresan a un semestre diferente debido a las medidas de bioseguridad tomadas por la pandemia mundial del coronavirus y que han obligado a las instituciones educativas a tomar medidas especiales para continuar con sus programas.

En las tres se tienen diferentes estrategias para que los alumnos puedan recibir sus clases sin mayores traumatismos para este segundo semestre de 2020, entre ellas predominan las clases remotas y el modelo de alternancia.

Los 5.680 estudiantes de la I. U. Colegio Mayor de Antioquia recibirán sus asignaturas teórico-prácticas con alternancia: unos estudiantes asisten a clase presencial unos días y los demás lo hacen desde casa, y luego intercambian. Las asignaturas que requieren el uso de laboratorio se desarrollarán de manera presencial, guardando estricto respeto por las medidas establecidas en los protocolos de bioseguridad para el ingreso y estadía en el plantel. Las asignaturas teóricas se desarrollarán 100 % de manera remota asistida por las TIC. Esto aplica para los 20 programas académicos que ofrece la institución.

“El 100 % de nuestros estudiantes tendrá totalmente paga la matrícula en este periodo académico, gracias a la Becas Sapiencia, Presupuesto Participativo, Generación E, los recursos girados por el Ministerio de Educación Nacional para los jóvenes en una condición de vulnerabilidad y a otras estrategias como pueden ser los convenios con las cooperativas y con Empresas Públicas de Medellín”, dijo el rector de la I.U. Colegio Mayor de Antioquia, Juan David Gómez Flórez.


La forma de estudio en el ITM se clasificó en alternancia remota y virtual. Esto aplica para los 21.160 estudiantes matriculados en sus 49 programas, 33 de éstos son de pregrado. La alternancia aplica en los casos en que el estudiante deba asistir algunos días a la sede para recibir clases prácticas o laboratorios. Remota, para las presenciales, pero que para el 2020-2, por la contingencia, serán mediadas por plataformas virtuales propias y programas de TIC; y virtuales, que es la modalidad de materias para las personas que tomaron su programa académico 100 % virtual.

“El ITM tiene además sus protocolos de bioseguridad listos e implementados, por supuesto también con la debida aprobación de las autoridades de Medellín. Los espacios están adecuados, así como nuestras plataformas tecnológicas. Nuestros docentes están formados en esas plataformas y en sistemas pedagógicos y didácticos de acompañamiento al estudiante. Todo para rodear la protección de la salud y del bienestar de toda nuestra comunidad institucional”, expresó el rector del ITM, Juan Guillermo Pérez Rojas.


La I. U. Pascual Bravo adopta el modelo de alternancia y remoto para sus 7.500 estudiantes matriculados en sus 35 programas académicos, cuya presencialidad se acoge a los protocolos de bioseguridad y, dependiendo de cómo evolucione la emergencia sanitaria, tendrá un mayor o menor grado. Se estima iniciar la presencialidad en octubre. Sin embargo, desde julio ya se tienen listos los protocolos de bioseguridad en laboratorios y otros espacios para el retorno gradual y progresivo a las aulas de clase.

“Desde el 10 de agosto iniciaremos con actividades académicas de manera remota, teniendo en cuenta que estamos en el pico de la emergencia y que queremos garantizar la vida y la integridad de todos los actores de nuestra familia pascualina. Por eso, nos valdremos de las herramientas tecnológicas, de las tecnologías de la información y las comunicaciones, utilizando las plataformas digitales para desarrollar los espacios académicos que se requieran en cada uno de los procesos de formación”, señaló el rector de la I. U. Pascual Bravo, Juan Pablo Arboleda Gaviria.

Este inicio de clases marca un hito para la educación en Medellín, no solo por estar en medio de una pandemia y las clases inicialmente son virtuales, sino porque 24.000 estudiantes son beneficiarios de Matrícula Cero, que se logra gracias a una inversión total de $20.519 millones.

Esta iniciativa de la Alcaldía de Medellín, que aplica para el segundo semestre de este año, busca generar estrategias de permanencia, para apoyar a los estudiantes debido a la pandemia por el coronavirus.

Por Luz Adriana Ortiz Dávila

No hay comentarios.:

Publicar un comentario