sábado, 1 de agosto de 2020

Contraloría establece que no hubo corrupción en contratación en Medellín y por el contrario se ahorraron más de $500 millones

.: La rigurosidad técnica, jurídica y financiera de la Alcaldía de Medellín permitió un ahorro total de $538.482.582.
.: De acuerdo a la decisión, no se incurrió en daño fiscal durante el proceso de contratación.
.: La Administración Municipal aportó los documentos e informes necesarios para el proceso que adelantó la autoridad nacional.

09.01.2016_LaAlpujarra

La Contraloría General de la República anunció que, luego del seguimiento y verificación del proceso de contratación y ejecución del acuerdo, decidió archivar el proceso de responsabilidad fiscal que adelantaba en contra del alcalde Daniel Quintero Calle y la secretaría de Educación de Medellín, Alexandra Agudelo Ruiz, toda vez que no encontró daños ni detrimento al erario público.

Según el concepto del informe técnico realizado por la Alcaldía de Medellín, para vigilar el proceso de contratación durante la emergencia, pese a las posibilidades de realizar una contratación directa, la Secretaría de Educación de Medellín adelantó estudios y documentos previos para garantizar la transparencia del proceso de contratación para la entrega de 220.578 paquetes alimentarios. Dichos documentos están publicados en la plataforma de contratación pública, al igual que los anexos administrativos, para consulta de los entes de control y la ciudadanía.

La Contraloría investigó exhaustivamente la relación entre los precios base de los alimentos entregados por la Alcaldía de Medellín y el precio por el cual fueron adquiridos, concluyendo que no había daño fiscal o detrimento patrimonial a partir de la comparación hecha con el Sistema de información de Precios Agropecuarios (SIPSA) publicado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE).

Además, corroboró que el programa Buen Comienzo convocó a varias personas jurídicas que cumplieran con los requisitos para prestar el servicio. Una de ellas manifestó disposición, así como capacidad técnica y financiera para ejecutar el contrato, sin anticipos y con la inmediatez requerida.

La Alcaldía de Medellín agradece el acompañamiento de los entes de control, especialmente de la Contraloría, que con rigurosidad no sólo garantiza la transparencia con la que se ha actuado en el manejo del presupuesto y contratación durante la pandemia generada por el coronavirus, sino que demuestra que en la ciudad se cuida cada peso para entregar las ayudas de forma eficiente a los ciudadanos que más lo necesitan.

El alcalde Daniel Quintero desde abril había solicitado el acompañamiento de los entes de control en las contrataciones que se debían realizar en medio de la contingencia, para garantizar que en Medellín no se pierda un peso. “La contraloría ha confirmado que no hubo sobrecostos en los paquetes alimentarios que fueron fundamentales para que los ciudadanos se pudieran mantener en sus casas mientras estaban en cuarentena y esta forma preparar el sistema de salud. Esto prueba no solo la transparencia, si no la diligencia, la eficiencia, la eficacia y la capacidad de lograr con pocos recursos muchos resultados. Muchas gracias a los órganos de control, los seguimos invitando para que conviertan a Medellín un piloto en el ejercicio de la prevención, en el ejercicio del control preventivo”, aseguró el alcalde.

Para definir los precios de los productos alimenticios, el comité encargado del informe técnico examinó los costos con tres distribuidores y verificó que estaban dentro del promedio del mercado. Por su parte, la Controlaría también verificó tal relación y, con base en los procesos adicionales de logística, entre otros, soportó la decisión de no continuar el proceso de responsabilidad fiscal.

En el auto no. 701, la Contraloría concluyó que “a la luz de la información reportada en el SIPSA como base de datos que da cuenta del comportamiento y desviación de precios de productos agropecuarios y alimenticios en el país con sus diferentes variables, no es posible predicar la existencia de una desviación significativa e injustificada de los precios pactados en el contrato de suministro entre el Municipio e Medellín y la Corporación Colombia Avanza, pues en aquellos casos en que se presentaron diferencias, estas encuentran sustento en los factores externos que incidieron en el precio de los productos, al punto que en algunos casos el precio pactado por las partes contractuales está por debajo del promedio reportado en el SIPSA”.

“Adicionalmente, se tiene que una vez analizada la tendencia de precios para los productos que componen los paquetes alimentarios, los cuales son de primera necesidad y de demanda prioritaria en época de pandemia, se pudo concluir que previa consideración de los factores restantes que impactan el precio contratado por el Municipio de Medellín, los resultantes se encuentran dentro de los rangos identificados en bases de datos oficiales como las del SIPSA”, señala la Contraloría en su decisión.

En resumen, de acuerdo al informe presentado por la Alcaldía de Medellín previamente, se logró un ahorro de $538.482.582, que representa la continuidad en el compromiso de cuidar el erario público, actuar de forma segura, responsable y con transparencia por parte de la Administración Municipal.

Por Prensa Alcaldía de Medellín

No hay comentarios.:

Publicar un comentario