viernes, 15 de julio de 2022

Gobernación de Antioquia no renovará el convenio con el ICBF para la atención a la primera infancia

Después de un riguroso análisis técnico, administrativo, financiero y jurídico del convenio interadministrativo entre el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar – ICBF- y la Gobernación de Antioquia, y con la certeza de que es obligación de esa entidad atender a las madres gestantes y a los niños y niñas de 0 a 5 años de edad, la Gobernación de Antioquia ha tomado la decisión de no celebrar un nuevo convenio con el ICBF, una vez concluya el que está vigente el próximo 31 de julio.

logo gobernacion

La Gobernación de Antioquia ha sido el ente articulador del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar –ICBF- para atender integralmente a niños y niñas, así como a las familias gestantes en el territorio antioqueño, para lo cual existen en la actualidad 54.578 cupos en 112 municipios. Toda la atención se ha realizado bajo los lineamientos y manuales operativos del ICBF, en virtud al convenio marco 05000675221 de 2021, cuyo objeto es “aunar esfuerzos y recursos técnicos, físicos, administrativos y económicos entre las partes para el desarrollo de acciones de implementación de la política de estado ‘De Cero a Siempre’ y de la política departamental ‘Buen Comienzo Antioquia’, a través de la gestión intersectorial en los programas y servicios de educación inicial, en el marco de la atención integral a la primera infancia”.

La decisión de no renovar este convenio se toma teniendo en cuenta que la reclamación de viabilidad financiera que argumentan los operadores prestadores del servicio ya supera los $7.981 millones, soportados en los incrementos a la canasta presupuestada, que fue afectada por la volatilidad de precios de los alimentos y otros factores, como las dificultades derivadas de la pandemia del COVID 19; el cambio climático y las afectaciones por la intensa temporada de lluvias; las dificultades en infraestructura vial y, en general, la situación socioeconómica por la que atraviesa el mundo, y por ende nuestro país; a lo que se suma la crisis de contenedores y la volatilidad en los precios de los alimentos.

Desde la Gobernación de Antioquia presentamos al ICBF una serie de propuestas para la reinversión de recursos no ejecutados con la idea de subsanar el déficit, pero no se obtuvo una respuesta. Pese a la situación, como gobierno departamental hemos garantizado los recursos de cofinanciación para la operación del programa Buen Comienzo Antioquia, aproximadamente un 10% del convenio, por concepto de interventoría, supervisión y acompañamiento técnico. Valga señalar que Antioquia es el único ente departamental en el país que opera el programa y a la vez aporta recursos propios para su funcionamiento.

Los análisis hechos ponen de presente que prorrogar el convenio entre el ICBF y la Gobernación de Antioquia en las condiciones actuales no garantizaría la viabilidad financiera, lo que puede afectar el óptimo desarrollo de un programa que por años ha favorecido la atención integral de millones de niñas, niños y madres gestantes en Antioquia y el país.

En todo caso desde la Gobernación de Antioquia, a través de la Gerencia de Infancia, Adolescencia y Juventud, continuaremos ejecutando las demás líneas que contemplan la Política Pública de Primera Infancia – Buen Comienzo Antioquia (adoptada mediante la Ordenanza 26 de 2015) que contempla el fortalecimiento de competencias para el cuidado, la crianza armónica, el parto cálido y respetado, la lactancia materna exclusiva y el goce efectivo de los derechos de la primera infancia.

Estamos dispuestos a hacer todo el acompañamiento técnico que se requiera con el objetivo de realizar una transición del proceso que garantice la continuidad del servicio y el bienestar de las niñas, los niños, madres gestantes y lactantes, dejando claro que esta decisión no afectará la continuidad del programa, sino que queda bajo la responsabilidad total del ICBF y la política nacional de “Cero a Siempre”.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario