miércoles, 22 de abril de 2020

EPM trabaja con compromiso para prestar los servicios de acueducto y alcantarillado a la comunidad

• En total, hoy se suministran 778.000 m3 de agua potable diariamente en los 10 municipios del Valle de Aburrá y Rionegro

• Con plantas San Fernando y Aguas Claras, la Empresa gestiona las aguas residuales del 84% de los usuarios del Valle de Aburrá

• Para tener ambos servicios hay un equipo de profesionales en campo, embalses, plantas, laboratorios y centros de control



No importa el día o la hora, si hace frío o calor, siempre están ahí. Son hombres y mujeres que con su trabajo permiten que millones de personas cuenten permanentemente con los servicios de acueducto y alcantarillado en sus hogares, industrias y comercios.

Esta silenciosa labor, que es vital para la calidad de vida, salud y bienestar de la ciudadanía, comienza a cientos de kilómetros de los centros urbanos, con la captación de agua en los embalses, transporte por grandes tuberías, tratamiento con productos especiales para que sea apta para el consumo humano, verificación de su calidad, almacenamiento, provisión y llegada del líquido a los clientes finales.

Pese a la pandemia del coronavirus (COVID-19), el equipo de aguas de EPM, compuesto por 1.086 funcionarios (665 de ellos en campo), trabaja en turnos escalonados para operar, mantener y monitorear 4.195 kilómetros de redes de acueducto, 4.836 kilómetros de redes de recolección y transporte de aguas residuales, doce plantas potabilizadoras, tres plantas de tratamiento de aguas residuales, 125 tanques de almacenamiento de agua potable y 100 circuitos de distribución de agua potable, además de centros de monitoreo, atención de daños, embalses y laboratorios.

Comprometidos con la gente

Siguiendo todas las normas de bioseguridad recomendadas para evitar el contagio y la propagación del coronavirus (COVID-19), las cuadrillas de aguas laboran en campo para hacer el mantenimiento de las redes y efectuar reparaciones con el fin de que no se afecte la continuidad en los servicios.

Acatando las disposiciones de los gobiernos local, regional y nacional, las cuadrillas trabajaron con empeño para reconectar el servicio a aquellas familias que por morosidad lo tenían suspendido. En total se reinstalaron los servicios a 9.179 hogares del Valle de Aburrá y Rionegro con EPM; El Retiro (Oriente) con Aguas de Oriente; Turbo, Chigorodó, Carepa y Apartadó (Urabá) y Santa Fe de Antioquia, Olaya, Sopetrán y San Jerónimo (Occidente) con la filial Aguas Regionales. Además de 4.667 familias que tenían el servicio cortado. Con un beneficio para cerca de 56.000 personas.

En esa labor comprometida con la comunidad, se suministran 9 m3/s de agua potable a los municipios de Medellín, Caldas, La Estrella, Sabaneta, Itagüí, Envigado, Bello, Copacabana, Girardota y Barbosa (Valle de Aburrá) y Rionegro (Oriente antioqueño). EPM provee diariamente 778.000 m3 de agua potable, que es suficiente para llenar 2.700 piscinas olímpicas.

En aguas residuales se están tratando diariamente 5,6 m3/s en las plantas San Fernando (sur Valle de Aburrá) y Aguas Claras (norte Valle de Aburrá), que equivale aproximadamente al 84% de las aguas residuales de los usuarios. En el municipio de Rionegro la Empresa cuenta con la planta Tranvía, que trata diariamente 140 l/s.

Detrás de los servicios de acueducto y alcantarillado hay un grupo profesional que hoy adelanta labores que incluyen, entre otras: monitoreo en centros de control, telemando, telemedida, operación y mantenimiento de las redes y plantas de potabilización  y tratamiento de aguas residuales, operación y mantenimiento de equipos electromecánicos en 35 estaciones de bombeo de agua potable, planeación, ejecución y verificación de la óptima operación de los sistemas de producción de agua potable; reparación de fugas y acometidas; atención de eventos de calidad de agua, localización de fugas y reparación de daños, reparación de hidrantes, empalme de redes, investigación de sectores con bajas presiones, atención de sectores sin agua, suministro de agua en carrotanques a los barrios que lo requieran, vinculación de nuevos clientes, reconexiones, atención de requerimientos urgentes de los clientes, operación del esquema de Agua Prepago, atención de asentamientos con contingencias de prestación de los servicios y apoyo al Municipio para instalación de albergues.

Unos servicios disponibles 24 horas al día, 7 días a la semana, 365 días al año, que permiten las labores del hogar, limpieza, cocción de alimentos y aseo, el desarrollo de actividades comerciales e industriales sumando al bienestar y la salud de la gente y al desarrollo de los territorios.

En tiempos de aislamiento preventivo obligatorio por la nueva pandemia lograr estos niveles de servicio implica un trabajo constante y disciplinado de la Empresa y sus funcionarios para seguir aportando a la armonía de la vida para un mundo mejor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario