jueves, 2 de abril de 2020

Gestora Social lanza #PazHaremosEnLaCasa, mensaje contra la violencia familiar durante aislamiento por coronavirus

.: Mientras las familias son invitadas a quedarse en casa, las autoridades temen que se disparen los hechos de maltrato en el hogar.
.: “El tiempo con nuestras familias será una prueba social que medirá nuestros cimientos colectivos y no debería significar el aumento de la violencia”: Gestora Social.
.: Se hace un llamado para que la ansiedad y la angustia del confinamiento no sean liberadas a través de la violencia intrafamiliar.
.: ||Audio|| Palabras de Diana Osorio, Gestora Social de Medellín.



Durante estas semanas, que se invita a los medellinenses a permanecer en casa, la Gestora Social expresó su preocupación ante la posibilidad de que se disparen los índices de violencia entre parejas, de padres a hijos y de estos hacia los mayores, por la frustración del encierro y las incertidumbres en materia de salud y economía.
“El maltrato físico y psicológico a nuestros niños y niñas, a nuestras mujeres y a nuestros padres y esposos no puede ser la marca espiritual que nos deje esta prueba que hoy asumimos todos”, afirmó Osorio, consciente de que “no es un cambio fácil, sobre todo en estos momentos en que estamos lidiando con la incertidumbre, con la angustia, con el miedo que genera lo que está pasando y lo que puede pasar”.
Recientemente, la directora del Fondo de Población de las Naciones Unidas, Natalia Kanem, advirtió que las mujeres están en una situación de vulnerabilidad en esta época, sobre todo quienes están en relaciones abusivas y quedan atrapadas en casa. 
En la misma línea, la relatora especial de la ONU sobre la violencia contra la mujer, Dubravka Simonovic, indicó que “es muy probable que aumenten las tasas de violencia doméstica generalizada. Para demasiadas mujeres y niños, el hogar puede ser un lugar de miedo y abuso. Esa situación empeora considerablemente en casos de aislamiento, como los bloqueos impuestos durante la pandemia del Covid-19”.
Con la campaña #PazHaremosEnLaCasa, que será difundida a través de piezas en televisión, radio y redes sociales, se invita a que “este tiempo sea también una oportunidad que hemos anhelado en otros momentos para compartir y reflexionar. Para cerrar los ojos y pensar qué es lo que queremos y lo que necesitamos. Cerrar las puertas de nuestra casa y concentrarnos en el cuidado propio y de los que más queremos”, agregó la Gestora Social de Medellín.
Según las abogadas Nina Chaparro y María Ximena Dávila, del Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad – Dejusticia- en la vida cotidiana las mujeres son víctimas de violencia sexual cada 23 minutos.
“El 87% de las víctimas son niñas y adolescentes. En el 71.2% de las ocasiones, el presunto agresor es un familiar o un conocido. Según Medicina Legal, el mayor número de ocurrencia de estos casos sucede en el hogar los fines de semana cuando todos los habitantes de la casa deben convivir más tiempo”, coincidieron en entrevista publicada en El Espectador.
Por lo anterior, las expertas destacaron que los periodos de aislamiento se convierten en escenarios para el aumento desproporcionado de la violencia intrafamiliar.
La gestora Diana Osorio destacó que en medio de la incertidumbre provocada por la pandemia, esta puede ser la oportunidad de reconstruirnos, reconstruir nuestras relaciones, nuestro hogar. En este momento, tenemos unas posibilidades infinitas de cuidarnos entre todos siendo parte de la esperanza”.
Con el numeral #PazHaremosEnLaCasa se harán las publicaciones en redes sociales y se invitará a los ciudadanos a compartir sus experiencias de convivencia durante los días de aislamiento social preventivo. 
Mensaje - Manifiesto
Nuestra vida se había convertido en  un continuo desplazarse, una rutina ajetreada, un ir y venir tratando de alcanzar metas externas. Una mirada puesta en el afuera.
Nuestro tiempo y esfuerzos se habían centrado en materializar sueños. Vivíamos enfocados en logros individuales, rutinas en las que nunca abrimos espacios importantes para nuestras relaciones, para la familia y los amigos.
La vida nos presenta hoy un reto nuevo, nos obliga a mirar el reloj de otra manera. Se invierten las polaridades. Debemos cerrar las puertas de nuestras casas, abrir las del corazón y centrar nuestra atención en el cuidado propio y de nuestros seres queridos.
Puede ser un cambio fácil, si así nos lo proponemos. Es posible entender la incertidumbre como una posibilidad para generar cambios importantes y crear nuevas opciones de vida. La historia nos muestra que las grandes crisis siempre generan nuevas soluciones
¡Afrontemos el reto! Este tiempo es una oportunidad.
Es la oportunidad que siempre habíamos anhelado. Tiempo para pensar, para detenernos y reflexionar, para leer, para conversar, para jugar, para hacer equipo con nuestros seres queridos.
Tiempo para reparar los malentendidos y reconstruir nuestras relaciones. Tiempo para amar y tener paciencia. Tiempo para reinventarnos. Tiempo para hacer paz en la casa.
Es posible que esta quietud nos permita mirar adentro, sumergirnos en lo profundo de nuestro ser para encontrar en qué somos buenos y cuál es ese propósito que nos hace despertar cada mañana con ánimo
Fortalezcamos la espalda para reinventarnos y suavicemos el corazón para relacionarnos.
Nuestro cerebro es eminentemente social, las relaciones son vitales para nuestro desarrollo. Cultivemos cada vínculo con inteligencia y sabiduría, y a la vez permitamos que el corazón exprese todo su potencial latente de cariño y comprensión.
Es tiempo de perdonar y cultivar todo aquello de lo que verdaderamente estamos hechos: solidaridad, protección, ayuda, fraternidad, lealtad, creatividad, y vivir para un bien común, el bien de la familia y de la comunidad que son los únicos valores que traen verdadera felicidad a nuestra vida.
Detengámonos. Antes de actuar hay que cerciorarnos de que nuestros actos procuren el bienestar de los demás, cerciorémonos de que nuestras palabras hagan florecer el corazón de los pequeños, infundámosles confianza, seguridad. Transformemos la vida en algo bello.
Hagamos con la familia lo que siempre deseamos: ¡AMÉMOSLOS!
Esta prueba dejará una marca espiritual imborrable, una huella en nosotros y en los que nos rodean. Asumámosla recordando siempre que #PazHaremosEnLaCasa 
Diana Osorio, Gestora Social de Medellín
Por Katherine Loaiza

No hay comentarios.:

Publicar un comentario